Un país envejecido

JESÚS MARTÍNEZGIRONA

Ni siquiera los nacimientos de hijos de mujeres inmigrantes, que suponen el 20,6% del total, logran paliar la crisis de natalidad en España, con un descenso del número de alumbramientos del 40% en la última década. Un país envejecido no tiene futuro. Los políticos deben concienciarse de la necesidad de impulsar políticas familiares que consigan revertir este proceso.