Los G-7

ANTXON VILLAVERDESAN SEBASTIÁN

Alemania, Canadá, EE UU, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, van a reunirse en Biarritz en breve. Llama la atención que a China no se le invite y a Rusia le hayan dejado para el G-8. Nosotros y algún otro país más hemos sido invitados, pero de oyentes. Los mandatarios van a reunirse en un hotel de lujo para tratar, entre otros problemas, la lucha contra las desigualdades y la pobreza. La Ertzaintza va a movilizar a cuatro mil agentes, se cerrará el aeropuerto de Biarritz, se teme un colapso en nuestra frontera de Irun y, posiblemente, haya que cerrar la autopista. A los residentes de Biarritz se les va a entregar una especie 'salvoconducto' para poder moverse por su ciudad. En fin, un apocalipsis, que se podía haber evitado, si a estas cumbres no se les diera la publicidad que se les da, y nos hablaran de sus conclusiones después de celebradas. Creo que, sin duda, los asuntos más importantes que deben abordar son el de la desigualdad y la pobreza. Que así sea.