Legislatura importante

IÑAKI AMUNDARAIN BEASAIN

Las elecciones generales del pasado 28 de abril nos ha dejado un importante panorama político que las fuerzas de la izquierda tienen que saber aprovechar sin caer en tentaciones partidistas y mirar en beneficio de la ciudadania. Los votantes han castigado en las urnas a las derechas en general, y en nuestra comunidad en particular, dónde han realizado una campaña llena de mentiras, provocaciones y discursos del pasado. Mención especial a los resultados en Cataluña y Euskalherria donde los partidos nacionalistas o soberanistas han crecido de forma clara y contundente. Los próximos cuatro años pueden resultar decisivos para que el hecho diferencial vasco y catalán vean luz al final del túnel a nada que todas las partes implicadas hagan propuestas sensatas y el nuevo Gobierno tenga valentía sin vetos de afrontar de una vez por todas la problemática territorial en el Estado español. Pedro Sánchez debería mirar a sus aliados naturales, (Unidas Podemos), para garantizar los derechos sociales de las personas, admitir por ley el incremento de las pensiones garantizando subidas según el IPC, así como otras prestaciones para los más desfavorecidos. Todos esos avances progresivos requieren de una base sólida en número de parlamentarios, un gobierno de coalición ayudaría mucho para visualizar ante la ciudadanía que la izquierda estatal y los partidos nacionalistas son capaces de ponerse de acuerdo en propuestas en positivo para la mayoría social y llegar a un consenso también con las naciones o nacionalidades sin Estado. La política debe de estar al servicio de la ciudadanía y éstos el pasado domingo dijeron claro en las urnas quiénes deben gobernar y quiénes tienen que estar en la oposición.