ELA irrumpe en la campaña

PATXI PLAZAOLA

Diez de la mañana del primer día de campaña electoral: unas brigadas moradas del sindicato ELA empapelan Beasain con pasquines referentes a la huelga de residencias de mayores y con la foto de Markel Olano. Se puede cuestionar el pasquín pero ese no es el motivo de esta carta. El Ayuntamiento de Beasain hace unos cuantos años puso unos paneles informativos específicos. L@s beasaindarras, en su mayoría, han respetado y respetan dichos paneles para colocar sus anuncios. La mayoría de los no beasaindarras que quieren anunciarse también lo hacen. Pero hete aquí que unas brigadas de ELA, que hasta ahora he considerado un sindicato respetable y respetuoso con las normas y costumbres ciudadanas, nos empapelan el pueblo, utilizan cualquier rincón, los parabrisas de los coches y además utilizan los paneles electorales para llenar con sus pasquines. Como exmilitante de ELA he sentido vergüenza ajena, si quieres que te respeten respeta a los demás. No puedes erigirte en defensor del medio ambiente, de la sostenibilidad y demás eslóganes cuando tus hechos lo niegan. Pero no acaba aquí el atrevimiento de dichas brigadas, al requerimiento de un beasaindarra replican con cinismo y tono 'chulesco' «ya vendrán los empleados del Ayuntamiento a quitar los pasquines, para ello les pagan». Ante tal actitud solicito al Ayuntamiento de Beasain que contabilice el coste de la retirada de los pasquines y endose dicha factura al sindicato ELA. No me extrañaría que en nombre de la libertad de expresión el sindicato ELA difundiera un comunicado en contra del Ayuntamiento de Beasain.