Gracias Fraisoro

ALICIA AUSÍN TOLOSA

Recientemente mi marido fue ingresado en el centro que la Fundación Matía tiene en Zizurkil. Durante su breve estancia, el trato y la atención han sido exquisitos, Con mimo y paciencia, humanidad, trascendiendo la profesionalidad, buscando en lo posible el confort del paciente, personal administrativo, cuidadoras y cuadro médico, informando a la familia con claridad y amabilidad. Mi marido ha fallecido, pero siempre agradeceré los cuidados y dedicación de toda la plantilla del centro. Eskerrik asko Fraisoro!