Diálogo y más diálogo

TEO ALZOLA VITORIA

Desde un punto de vista sociológico neutral (no interesado) no resulta difícil vaticinar que la política agresiva, insultante y con tanto odio, de ciertos partidos hacia los nacionalismos catalán y vasco lo que produce es una reacción de autodefensa y un incremento de conciencias más nacionalistas. Solo una política democrática de acercamiento, de fraternización, de entendimiento y de continuo diálogo puede variar la deriva y amansar las aguas, que nos lleven a vías más serenas y de acuerdos calmados sin iras. A todo esto los ciudadanos de bien tenemos mucho que aportar y decir.