Contra el derribo

Ante la solicitud de licencia de derribo interior del Bellas Artes, desde ÁNCORA exponemos las razones que impedirían que el Ayuntamiento acceda a ello. La nueva Ley (6/2019) de Patrimonio Cultural Vasco -artículo 45- se refiere a los Bienes Culturales de Protección Básica recogidos en el planeamiento municipal (caso del Bellas Artes) y dice: «en ningún caso será posible su derribo, ni total ni parcial»; autorizarlo sería incumplir esa ley. Hay una resolución judicial (240/2018) que ordena a los propietarios reparar unas vigas del patio de butacas. Se les debe instar a repararlas pero no a demolerlas. El PEPPUC de Donostia se encuentra en fase de revisión, su derribo privaría a los ciudadanos de presentar las alegaciones al Plan cuando sea objeto de exposición pública y aprobación. Los informes técnicos solicitados desde Urbanismo son contrarios al derribo interior, que supondría una pérdida irreversible para la ciudad. Desde ICOMOS ISC20C -órgano asesor de la UNESCO- se ha enviado una carta a las autoridades nacionales, autonómicas y locales recordando que en marzo lanzó una Alerta Internacional para preservar el cinematógrafo más antiguo de España, una pieza fundamental del patrimonio histórico europeo y donostiarra. El Ayuntamiento -que debe velar por conservar los elementos más valiosos de la ciudad- ha de denegar el derribo y buscar opciones (permuta, justiprecio, etc.) que permitan convertir el Bellas en un bien público para el disfrute y orgullo de los ciudadanos.

:: ALBERTO FERNÁNDEZ D'ATLAS Y JUNTA DIRECTIVA DE ÁNCORA