Los derechos de la infancia

IZASKUN GÓMEZAlcaldesa de Pasaia

Proteger los derechos de la infancia y la adolescencia es la mejor manera de trabajar por el futuro. Pasaia está inmersa en un proceso de regeneración que en los últimos años ha avanzado de manera importante con proyectos como la pasarela de conexión de Trintxerpe con la estación del Topo, las obras en la Lonja, la renovación del paseo de Ondartxo o los primeros pasos dados para la puesta en marcha del centro Adin Berri y el parking del Hospitalillo. Pero trabajar por el futuro de Pasaia exige ir más allá, no podemos quedarnos en el urbanismo y las infraestructuras. La regeneración debe tener un carácter social y económico, para repercutir de forma positiva en la vida de los pasaitarras, proporcionándoles mejores alternativas de futuro y un entorno positivo para desarrollar sus vidas. Es en este punto en el que el trabajo por los derechos de la infancia y la adolescencia adquiere pleno sentido.

El Plan Eskubidean nace, como una iniciativa apoyada unánimemente por todos los grupos del Ayuntamiento de Pasaia, para poner los derechos de la infancia y la adolescencia en el centro de las prioridades municipales. Niños y niñas requieren de nuestra atención para velar por el trato que reciben, garantizarles la igualdad de oportunidades y proporcionarles espacios y actividades en las que puedan alcanzar un desarrollo personal y colectivo pleno.

Los primeros pasos de Eskubidean han consistido en escuchar a padres y madres, a todas las asociaciones y entidades que trabajan con los más jóvenes, a la comunidad educativa y a los menores que deben ser los protagonistas de su propio futuro. El Plan ha analizado todas las áreas municipales cuya labor incide en cuestiones relacionadas con los derechos y el bienestar de la infancia; incluyendo servicios sociales, educación, deportes, juventud, euskera e igualdad y estableciendo vías para que puedan llegar propuestas al resto de las áreas municipales. En todas ellas se han programado actuaciones dirigidas a mejorar la atención a la infancia. Para la puesta en marcha del Plan, el Ayuntamiento aprobó la creación de un Órgano de Coordinación de las políticas municipales y un Órgano de Participación de la infancia para garantizar que niños y niñas tuvieran voz propia en el proceso.

Entre las líneas de trabajo desarrolladas por Eskubidean cabe destacar la mejora de la formación de los agentes sociales que trabajan para este colectivo, la revitalización de sus asociaciones, el trabajo por el fomento de la igualdad entre niñas y niños, la labor por garantizar sus derechos lingüísticos y la creación de vías y cauces de participación no solo en las políticas de infancia sino en todas aquellos ámbitos que puedan influir en sus vidas.

El trabajo realizado va a permitir integrar la participación de niños, niñas y adolescentes en la gestión municipal de Pasaia. A través del Plan Eskubidean, va a ser posible trabajar en la cohesión y en la convivencia e introducir a los más jóvenes en dinámicas que les ayuden a convertirse en ciudadanos responsables en el futuro. Asimismo, damos voz a estos colectivos que podrán realizar sus aportaciones y dispondrán de instrumentos y mecanismos para que sus demandas sean tenidas en cuenta en distintos ámbitos de la gestión municipal.

Es indudable que este trabajo diario repercutirá positivamente en las alternativas de futuro de los jóvenes y de Pasaia en su conjunto. Y lo que es igualmente importante, estamos incorporando a niños, niñas y adolescentes a la toma de decisiones, haciéndoles ciudadanos responsables de su futuro. Esta labor es imprescindible, si queremos una ciudadanía responsable, es necesario trabajar desde edades tempranas y dar voz a la infancia.

El Plan se concreta en un amplio abanico de programas y acciones dirigidos específicamente a la infancia y a la adolescencia. Sus conclusiones serán presentadas el próxima día 20 de noviembre, día de los derechos del niño, en el auditorio Juanba Berasategi de Donibane, por los propios niños y niñas que expondrán sus demandas y su visión del futuro de Pasaia. Al acto asistirán los representantes municipales que asumirán ante los participantes el compromiso de llevar adelante el Plan.

El Plan Eskubidean ha merecido el reconocimiento de UNICEF que ha valorado la labor que está realizando en Pasaia a favor de los derechos de la infancia y le ha otorgado el sello CAI, de ciudades amigas de la infancia. Esta distinción tiene una vigencia de cuatro años y su funcionamiento es similar al de una certificación que, en este caso, homologa a las ciudades que desarrollan una labor activa para proteger y reconocer los derechos de la infancia, y cuentan con medios, procesos y foros en los que niñas, niños y adolescentes pueden participar en todas aquellas políticas que repercuten en su bienestar. Eskubidean pone a Pasaia en el camino de la verdadera regeneración, la que pasa por mayor calidad de vida y alternativas para los pasaitarras, empezando por los niños, niñas y jóvenes del municipio.

 

Fotos

Vídeos