Degradación

JOSEBA G. MONTES SAN SEBASTIÁN

Dice el gran gurú Felipe González que la propuesta de un relator de una mesa de partidos para Cataluña puede llevar a la degradación a las instituciones. Es una verdadera daga a la yugular de Pedro Sánchez, aunque ya es sabido que si fuera por el expresidente del Gobierno español, el actual inquilino de la Moncloa no hubiera llegado nunca al poder. Por algo Sánchez se enfrentó, contra todo pronóstico por cierto, a todo el establishment de su partido, Felipe González incluido. Pero González, con toda la visión de Estado que tiene y todo su prestigio internacional, debiera ser un poco más humilde a la hora de dar determinados consejos a los demás. Él fue un presidente muy apreciado en Cataluña, que, con sus altibajos con Jordi Pujol, entendía que el asunto catalán necesitaba un poquito de mano izquierda con los convergentes, que eran sobre todo negociantes. Los gobiernos de Felipe tuvieron grandes aciertos, es verdad, pero también sombras y errores. Y algunas de ellas bien alargadas y bien degradantes y dramáticas para las instituciones y para el Estado de Derecho. Aquí, en Euskadi, lo sabemos muy bien. Así que a la hora de dar consejos no estaría mal un poco de contención, que la moviola de la historia es siempre un arma de doble filo.

:: JOSEBA G. MONTES SAN SEBASTIÁN

 

Fotos

Vídeos