El conflicto de las residencias

BEGOÑA GÁRATEDONOSTIA

Después de casi 60 días de huelga, los buenos propósitos de la Diputación de Gipuzkoa suenan muy huecos. El análisis -tardío- comparte página, en el DV del 01-05-19, con el «majestuoso/ maravilloso, espléndoroso» proyecto Adinberri. Como familiares de residentes actuales nos parece estupendo el proyecto, no seremos nosotros-as quienes lo defenestremos; pero ... por favor, párense a pensar; esto es futuro, no presente, alguien diría que es ciencia-ficción. La gran mayoría de la actual población de residentes no responde a ese perfil, es dependiente en su casi totalidad. No nos dibujen una situación idílica que no es real en la actualidad y me temo que en un futuro tampoco - creo no ser agorera-. Pongan de una vez los medios para acabar con esta situación desagradable, injusta e intolerable para los-as actuales abuelos-as. ¡Póngase las pilas, por favor! Cuiden al cuidador.