Colapso venezolano

ALBERTO PÉREZ ARLUCEA DONOSTIA

Tengo familia en Venezuela y sufro con lo que está padeciendo con la situación actual. El absoluto colapso de este país es el cúmulo de muchos despropósitos e intransigencias, de enormes errores concatenados y agravados, de un bucle de sinrazones, de inercias autoritarias y simplistas que han llevado a su población a una necesidad económica extrema y a una verdadera descomposición social y política. Venezuela, además, se ha convertido en una pieza de los intereses geoestrágicos, en un peón más entre Estados Unidos y Rusia. ¡Cuánto me duele!