Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

El carrusel político

El gran valor político es hoy una novedad entendida como virginidad; la inexperiencia cotiza al alza porque presuponemos que tener algún tipo de presente y pasado valioso en un negocio sucio como la política no es posible

El carrusel político
DANIEL INNERARITYCATEDRÁTICO DE FILOSOFÍA POLÍTICA E INVESTIGADOR IKERBASQUE DE LA UPV/EHU.AUTOR DE 'COMPRENDER LA DEMOCRACIA'

Tienen algo que ver fenómenos tan dispares como el rápido envejecimiento de Podemos (y unas luchas intestinas que mejoran las clásicas de los viejos partidos políticos), la fulgurante y breve carrera política de la exsaltadora Ruth Beitia hacia la presidencia del Gobierno de Cantabria o la reaparición de personajes del pasado en los entornos de la derecha? Si buscamos un hilo conductor a todo ello podríamos hablar de la abreviación general del tiempo político, que lanza al estrellato a sus personajes, los tritura sin piedad y permite que muchos de ellos vuelvan a aparecer en escena, aunque sea en modo vintage. Y el público asiste perplejo a esta representación ilusionista y macabra, en el que las figuras giran en su vacuidad, mientras nos dejamos ilusionar por lo que emerge para pasar enseguida a asustarnos por lo que vuelve en el nuevo desfile de las provocaciones.

 

Fotos