Caricaturas

VALENTÍN ABELENDA GIRONA

Hace cinco años que Podemos apareció en el escenario electoral recogiendo el descontento de una parte de la sociedad española. Nació con la bandera de una supuesta regeneración desde la izquierda populista contra la vieja política, la corrupción, el bipartidismo y el régimen del 78. Hoy se ha convertido en un partido lleno de contradicciones, de incoherencia entre el discurso y las actitudes personales de sus líderes, solo sostenido por una ideología demagógica que suena a rancia y que se ha alineado con el separatismo para acabar con la Constitución del 78. Los cálculos de Errejón y el oportunismo de Carmena, ya tentada en su momento por el PSOE, pueden dar la puntilla a un partido que se ha convertido en la caricatura de sus desmesuradas promesas.

:: VALENTÍN ABELENDA GIRONA