Es bueno envejecer

JOSÉ AGUSTÍN ARRIETATOLOSA

Bien sabemos que es la ley de la vida para poder vivir mucho tiempo. Y no hay más. O mejor dicho, en nuestra existencia solamente hay dos caminos: el envejecimiento o la muerte. Ahora bien, la cuestión radica en cómo envejecer. Si cuidamos la salud y ejercitamos una o varias aficiones que nos mantengan con un espíritu joven o tomamos parte en las diversas asociaciones culturales que existen en nuestros pueblos, disfrutaremos de la experiencia de la vejez, que es un pozo de sabiduría. Qué bueno gozar de la vejez, pero para ello son claves tener adaptada la vivienda y tener más subvenciones y ayudas de las instituciones. Es fundamental el blindaje de las pensiones con la subida del IPC y derogar el factor de sostenibilidad. Es un compromiso clave para un posible nuevo gobierno de progreso y salvar los Presupuestos para que no nos caiga la losa de la misérrima subida del 0,25. El apoyo económico como el afectivo y el social son fundamentales para hacer de la vejez un júbilo (de ahí viene la palabra «jubilación»).