Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscríbete por 4,95€ al mes y disfruta de todos los contenidos de El Diario Vasco

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app solo para suscriptoresNewsletters personalizadasClub DV, ventajas comerciales, sorteos y actividades

Alza continuada

El precio de la vivienda terminada, tanto nueva como usada, ha conocido un incremento interanual del 6,8% durante el mes de enero en el conjunto de España. Con la consolidación de un escenario de recuperación económica, el precio de la vivienda ha repuntado al alza de forma continuada y esta evolución se ha mantenido estable a lo largo de los últimos cinco años con subidas ininterrumpidas. Donostia acumuló una subida del 6,1% el año pasado, una cifra que casi duplica el aumento del precio medio de la vivienda en Gipuzkoa en el mismo periodo, que alcanzó el 3,8%. También los alquileres presentan una evolución semejante. La consecuencia inmediata de esta tendencia es que el acceso a una vivienda adquiere la dimensión de un problema cada vez más acuciante para los jóvenes y para aquellas capas sociales que ven cada vez más difícil la posibilidad de afrontar la adquisición o el alquiler de una vivienda con el aporte de sus salarios. Las políticas públicas de vivienda deberían tener en cuenta esta preocupante realidad. No obstante, el desafío esencial radica en configurar un modelo que, más allá de la recurrente relación entre oferta y demanda, esté en condiciones de garantizar una mayor sostenibilidad, evitando que se reproduzca un 'efecto burbuja' cuyas consecuencias resultarían preocupantes a largo plazo.

 

Fotos