«Cuando he querido buscar alternativas sostenibles no las he encontrado»

Jaione posa junto al escritorio./
Jaione posa junto al escritorio.

Bizimodu, iniciativa de una errenteriarra, busca demostrar que otra forma de consumo es posible

MIKEL PÉREZERRENTERIA.

Una nueva manera de consumir se abre camino en Errenteria. La llegada de comercios socialmente responsables a las cercanías del casco viejo errenteriarra ha despertado las conciencias de la ciudadanía del municipio en lo que a consumo responsable se refiere.

La apertura más reciente en este ámbito de comercio es la tienda Bizimodu, situada en la plaza de los Fueros y regentada por Jaione. Apenas lleva unos días abierta esta tienda de alimentación a granel con artículos que buscan sustituir a otros formados de plástico y de un solo uso. Allí el ciudadano no encontrará nada que tenga que ver con este elemento destructor de océanos y naturaleza. De hecho, las personas que quieran comprar «pueden traer sus bolsas, carros o lo que quieran desde casa», explica Jaione. A pesar de ello, «si no tienen con qué llevarse el producto adquirido a granel se les proporciona unas bolsitas de papel». Lo ideal, adquirir uno de los tarros de cristal reutilizables y de diferentes diseños que se pueden encontrar en el mismo comercio. En el espacio central del comercio, el cliente podrá encontrar legumbres, cereales, frutos secos, hierbas copos, harinas y todo tipo de especias, entre otros muchos elementos. En cuanto a los productos de alimentación «intento que sea todo saludable y sin aditivos», apunta Jaione.

Asimismo, ella conoce y adquiere su producto de primera mano, que proviene de una tierra salmantina que hace frontera con Zamora. «La mitad de mi familia es de Salamanca y el producto proviene de una tierra que conozco desde bien pequeña y es un campo muy limpio y ecológico», afirma la propia Jaione. Todos los productos se venden a peso, «¿si eres una persona sola y quieres 100 gramos para comer por qué te tienes que llevar un kilo», se pregunta ella.

La otra mitad del comercio está centrado en productos que buscan sustituir a otros de un único uso como las pajitas. En Bizimodu se pueden encontrar de acero, con una bolsita que contiene un cepillo para limpiarlo por dentro. Jaione indica que no cree «en los productos de un solo uso aunque sean de papel o biodegradable, porque se siguen gastando muchos recursos para algo que tiene una vida últil de minutos». En parte, la decisión de emprender y crear Bizimodu fue el «ahogamiento» que este hecho le producía. «Yo trabajaba en hostelería y en el restaurante en el que yo trabajaba se gastaban 150 páginas. Y a eso hay que sumarle el de al lado y el de al lado...», añade la empresaria.

Emprender por la naturaleza

Tuppers, botes, cubiertos, champú en trozos, jaboneras... todos estos elementos tan simples son harto difíciles de encontrar fabricados con elementos sostenibles. Esta es una de las razones por las que Jaione decidió lanzarse a crear la tienda. «Cuando yo quería encontrar alternativas sostenibles a todo, no las encontraba. Y si yo no las encontraba para la gente menos interesada iba a resultar imposible de encontrar», explica la errenteriarra. Lo cierto es que se trata de un mercado con poca oferta de locales físicos, aunque, como todo, internet sí que lo lleva años ofreciendo. «El problema es que ni a mi ni a la gente le gusta comprar alimentación por internet y el resto de elementos sostenibles a la gente les gusta verlos y probarlos, algo que online no pueden hacer», añade. Asimismo, Jaione cree que se debe de apelar al «espíritu» de cada uno para consumir de manera sostenible y reparar lo causado al mundo «por nosotros y nuestros padres». En este sentido, Bizimodu tiene una amplia gama de productos para niños, ideales para transmitirles estos valores.

De momento, se muestra encantada con los primeros días como comerciante en el municipio. «Hay mucho curioso que es lo que a mi me gusta, que vean las opciones que hay. Quiero que venga gente que no está metida en este mundo y que no lo conoce», concluye.