«¿Cómo será vivir en ese yate?»

En Trintxerpe. Dos hombres contemplan desde la orilla contraria el yate 'Aviva', atracado en el Reloj. / FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS
En Trintxerpe. Dos hombres contemplan desde la orilla contraria el yate 'Aviva', atracado en el Reloj. / FOTOGRAFÍAS ELENA VIÑAS

El 'Aviva' despierta la curiosidad de los vecinos de Pasaia y sus inmediaciones | La embarcación, propiedad de Joe Lewis, permanece amarrada en el muelle del Reloj desde su llegada el pasado sábado

Elena Viñas
ELENA VIÑAS PASAIA.

«¡Qué bonito es! ¡Y qué grande!». «Cuánto me gustaría poder visitarlo por dentro... Por fuera es precioso». «¿Cómo será vivir en ese yate?». Los comentarios sobre el 'Aviva' se suceden casi de continuo en Trintxerpe, en cuyo muelle del Reloj amarra la embarcación de lujo propiedad del multimillonario Joe Lewis, quien amasa la quinta fortuna más grande de Gran Bretaña.

«Cenan en la cubierta. Anoche había un montón de gente contemplándoles desde tierra», comentaba ayer una joven. Varios curiosos se arremolinaban a media mañana de ayer en la orilla contraria para tratar de captar la mejor fotografía de la nave y si les acompañaba la suerte, lograr ver algunos de los secretos que esconde el casco pintado de azul del yate diseñado por el estudio Reymond Langton Design, valorado en 140 millones de dólares. Solo los tripulantes que llevaban a cabo labores de mantenimiento salían al exterior. Otras personas llegaban en autobús hasta este distrito pasaitarra para contemplar tan curioso visitante, como si de un lugar de peregrinaje se tratara. «Es algo que no se ve todos los días», se excusaban.

Poco después de su entrada en el puerto pasaitarra, a primeras horas del sábado, se abrió el embarcadero del que está provisto en la popa para permitir el acceso a una embarcación recreativa. También permanece abierta una compuerta lateral, en la que se halla una segunda motora. En su interior puede verse media docena de motos acuáticas.

El 'Aviva' tiene unas dimensiones de 98 metros de eslora y 17 de manga. Cuenta con capacidad para dieciséis viajeros y veinte tripulantes. Quién viaja a bordo del yate y por qué está en Pasaia es un misterio.

 

Fotos

Vídeos