La ola urdiña logra una estela de triunfos en el Bidasoa y Urola

Txapeldunak. Carballo y Benavente con las txapelas de vencedores y K-1 más rápidos de la prueba./
Txapeldunak. Carballo y Benavente con las txapelas de vencedores y K-1 más rápidos de la prueba.

Carballo consiguió el doblete en las clásicas pruebas de Irun y Zumaia, mientras Benavente se estrenó con victoria en su vuelta a Pasaia Kayak

Elena Viñas
ELENA VIÑASPASAIA.

El club Pasaia Kayak no puede estar más satisfecho de su paso este pasado fin de semana por las ya clásicas pruebas del calendario piragüista vasco llevadas a cabo a pocos kilómetros de su población. El sábado tuvo lugar la celebración de la 53ª edición del Descenso Internacional del Bidasoa. A renglón seguido, el domingo -como suele ocurrir en más de una ocasión, a expensas siempre del calendario- se desarrolló el Ascenso-Descenso del Urola, séptima y última prueba de la Copa de Euskadi de Ríos y Maratón. Se trata de dos citas que congregan siempre a un amplio número de palistas venidos fundamentalmente desde diferentes puntos de la geografía más cercana, cada una de ellas con sus propias características y particularidades.

De este modo, el cauce del Bidasoa reunió el sábado a una nutrida representación de palistas en la curva de Villanueva para completar los aproximadamente doce kilómetros que separan dicho punto de partida de la meta, situada frente a las instalaciones del club organizador, Santiagotarrak, junto al Stadium Gal. Destaca por la particularidad de los rápidos, pequeños pozos, sequeras y demás obstáculos naturales que se deben sortear en la parte alta del río, hasta una vez sobrepasada la zona de San Miguel.

Pasaia Kayak acudía con una representación «adaptada» a las particulares características del recorrido, con Ion Carballo como principal baza una vez más; y el palista pasaitarra tampoco defraudó en esta ocasión.

Zunzunegi, Irazu, Rodríguez, Arrieta, Lois, López y Rodal hicieron buenas actuaciones

Carballo dominó su categoría en una prueba táctica en su parte final, estando siempre al comando de la misma, e imponiéndose al sprint al palentino Samuel Asenjo por menos de un segundo. También se impuso al local Ibon Huarte, que perdió su ola en el cambio de ritmo final, a nueve, pero no pudo cumplir su objetivo de ser el K-1 más rápido del descenso, ya que se vio superado por el local sub-23 Jon Moreno, quien realizó una magnífica prestación y se valió del conocimiento del río para distanciarse de Ion Carballo en su parte alta y mantener posteriormente la distancia con solvencia.

Con todo, hay que sumar una victoria más del palista de Trintxerpe en su categoría, acompañada por dos brillantes puestos de podio logrados por Laura Zunzunegi, que fue segunda, e Eider Irazu, tercera, en categoría cadete, pese a las dificultades que debieron superar, y ayudadas por Iñigo Lois, que, al quedarse sin opción para su categoría por un incidente en la salida, realizó un reseñable trabajo de equipo en beneficio de sus compañeras cuando las alcanzó por detrás.

Pasaia Kayak se hizo el domingo con el tercer puesto en la clasificación por clubes

Buena fue, igualmente, la actuación también del K-2 senior formado por Lander Rodríguez y Aitor Arrieta -que volvía a competir con Pasaia Kayak después de muchos años-, en una categoría con un notable nivel de participación y en la que se hicieron con la quinta plaza a menos de un minuto del último escalón del podio, ocupado por los representantes del Club Palentino-Lurpelan.

Doble txapela en el Urola

El domingo, con la espectacular salida tipo sella desde la playa de Santiago de Zumaia, y con un recorrido algo más corto por los caprichos de la marea en la parte alta del río, la bien nutrida representación pasaitarra mejoró los resultados individuales logrados la víspera.

A Carballo se le presentaba una ocasión casi inmediata de desquitarse de Moreno y llevarse esta vez la txapela que también se viste como premio al ser el K-1 más rápido de la competición, y no la desaprovechó. Con una salida intachable y una puesta en acción fulgurante, cogió la estela de los primeros K-2 de la prueba de salida, y aunque Moreno -que también había salido muy bien- intentó resistirse, el pasaitarra se distanció de él antes del paso de los 1.000 metros, y se impuso con total autoridad.

Lejos de reservarse, y tras quedarse de los tres primeros K-2, Carballo enganchó con el K-2 de los hermanos Aizpurua y subió con ellos hasta la cabeza de la prueba, manteniéndose en ella con los cinco primeros K-2 que se jugaron las medallas hasta casi los últimos 500 metros, en una fenomenal actuación personal.

Fenomenal resultó también la actuación de Amaia Benavente, que constituía otro de los puntos de interés desde el punto de vista pasaitarra, al materializarse así su regreso a la competición con su club formativo de origen, y que también se llevó la txapela como K-1 femenino más rápido, y por ende vencedora de su categoría, superando para ello a las tres sub-23 más veloces y teniendo que remontar a alguna de ellas que salió por delante. Afortunadamente, obtuvo al final una buena renta de 48 segundos de diferencia sobre Aurkene Aroka (Piragüismo Pamplona) y de 1:12 sobre Irene Gana (Barrika). Fue un debut difícilmente mejorable con la formación pasaitarra a la espera de las próximas pruebas deportivas que también incluyen el calendario de mar en su caso.

Los palistas de Trintxerpe volverán a competir este sábado en Hondarribia

Y triple bronce para finalizar con los puestos de honor logrados en categoría senior tanto por Iñigo Lois -al que esta vez la mala suerte no le persiguió en la salida-, como por Uxue López y Beñat Rodal en categoría cadete, con especial mención para ambos por la constancia que demostraron, en lucha con la representante de Zumaia, en el caso de López, y con su compañero Martín Benavides, en el caso de Rodal, superándolo por primera vez a lo largo de la temporada.

A por el título de nuevo

En definitiva, Pasaia Kayak se hizo con el tercer puesto en la clasificación por clubes, al igual que ya sucedió el sábado en Irun, por detrás de los clubes Santiagotarrak y de Itxas-Gain de Zumaia, que presentaron escuadras más numerosas; «y por delante de todos los demás clubes participantes -añaden desde la directiva del club pasaitarra-, pese a contar con alguna baja reseñable, como la de Aiora Irazu, que estrenó su condición de palista internacional con la participación en el Campeonato de Europa júnior de Sprint Olímpico, primera internacionalidad en la historia del club pasaitarra como tal, con una cumplida actuación».

Este próximo sábado la ola urdiña volverá a las competiciones marinas y lo hará con su participación en el Campeonato de Euskadi de kayak de mar en Hondarribia. «Vamos con la esperanza de repetir el título logrado el pasado año», apunta Txema Yarza, presidente de Pasaia Kayak. El suyo es un deseo compartido por todos los palistas.