Triple oro para Pasaia Kayak en el último Campeonato de Euskadi

Pasaia Kayak. La expedición pasaitarra que se desplazó a Getxo al completo, con el entrenador Iñaki Lois, en pie, segundo por la derecha./
Pasaia Kayak. La expedición pasaitarra que se desplazó a Getxo al completo, con el entrenador Iñaki Lois, en pie, segundo por la derecha.

Ion Carballo se hizo con el título vasco de K-1 en aguas tranquilas y el equipo pasaitarra logró el subcampeonato en la clasificación por clubes

Elena Viñas
ELENA VIÑAS PASAIA.

Getxo fue escenario del Campeonato de Euskadi de maratón de aguas tranquilas, la prueba de fondo por antonomasia dentro de las competiciones de esta modalidad, con unas condiciones nada fáciles en el circuito. El equipo pasaitarra acudía esperanzando con todas sus mejores armas, a la vista de los resultados obtenidos en Euskadi en lo que va de temporada, que indican que la preparación específica llevada a cabo ha dado sus frutos, cumpliendo casi todos las expectativas más optimistas.

Comenzando por la prueba reina, el K-1 masculino, Ion Carballo encabezaba la representación pasaitarra y, una vez más, su prestación no dejó lugar a dudas. La competencia se presentaba dura, principalmente por la presencia del palista internacional pasaitarra Xabi Ruiz, que defiende los colores de Donostia Kayak, palista más rápido de la prueba, y por los tres mejores palistas sub-23 vascos de la especialidad, Jon Moreno (Santiagotarrak), Xabier de Velasco (Getxo Kayaka) y Martín Egaña (Itxas-Gain de Zumaia). El desenlace lo corroboró.

Durante su desarrollo, la carrera tuvo numerosos vaivenes, caídas, pequeños distanciamientos entre los protagonistas, reagrupamientos, remontadas... Vino marcada desde el principio con la formación del grupo de cabeza por parte del quinteto favorito, con la inclusión del asturiano Rubén González, que perdió contacto más tarde. Con Carballo entrando y saliendo en cabeza de los porteos en las dos últimas vueltas, atento a todos los movimientos de sus rivales, en una carrera muy táctica, y Ruiz remontando desde atrás para contactar con el grupo del que se había rezagado, se llegó a la última vuelta.

Punta de velocidad

Se lanzó un auténtico sprint a falta de 400 metros, una vez al abrigo del espigón, en el que el palista de Pasaia Kayak hizo valer, una vez más, su magnífica punta de velocidad. Tras marcar una proa de ventaja respecto al resto, se alzó con la victoria global de la prueba con 71 centésimas de ventaja sobre Moreno, 1 segundo y 49 centésimas sobre Xabier de Velasco, 2 segundos sobre Egaña y 2 segundos y 7 décimas sobre Ruiz, que fue segundo sénior. En suma, otra victoria y otro título más para el joven palista pasaitarra en esta exitosa temporada.

Éxito también para el K-2 sénior formado por Gorka Colomo e Iñigo Lois, que volvió a paladear las mieles del triunfo, esta vez en una especialidad que dominan mejor, en una carrera mediatizada por la disputa que mantuvieron con el primer K-2 juvenil, que debía cumplir una vuelta menos de recorrido. Con todo, aprovechándose de esa referencia, se distanciaron de sus rivales en la categoría y lograron una meritoria victoria, con un tiempo final de 1h23:26, con 37 segundos de ventaja sobre los zumaiarras y 1 minuto y 16 segundo sobre los representantes de Pamplona.

Para rematar, hubo otro título más para el club pasaitarra de manos de una de sus más prometedoras palistas, Aiora Irazu, en categoría junior, que se adapta bien a las pruebas de gran fondo. Venció con autoridad, distanciando desde muy pronto a sus rivales más cercanas, con más de 2 minutos de diferencia sobre sus dos más inmediatas perseguidoras. Una buena ocasión para afinar su estado de forma.

Mintegi, cerca del título

Cerca del oro se quedó otra de la más talentosas palistas pasaitarras en categoría cadete, Laura Mintegi, que tras ser distanciada por una de sus habituales rivales, con las que mantiene una enconada lucha, Uxue Arsuaga (Santiagotarrak), buscó un segundo resuello y terminó más fuerte que ella, aunque no lo suficiente como para alcanzarla, quedado a 19 segundos del título, en una meritoria prestación, ya que no había podido entrenar durante toda la semana. Otro paso más en su progresión.

Meritoria fue también la medalla de bronce lograda por Maika Terroso en sub23. Su constancia y tenacidad tuvieron recompensa, en una dura prueba que tuvo que realizar prácticamente en solitario. Mención aparte merece Amaia Benavente, canterana de Pasaia Kayak y que se prevé que regrese al club en breve. Obtuvo el título vasco de K-1 sénior, en lucha con la primera sub-23 de Barrika, por ser la palista más rápida, honor que correspondió a la vizcaína, con 1 minuto y 35 segundos sobre Benavente.

Los puntos por los títulos logrados y la buena actuación de la mayoría de los palistas en sus respectivas categorías, varios de ellos cerca del podio, posibilitaron la consecución del subcampeonato por clubes de Pasaia Kayak, por detrás de Santiagotarrak y delante de Itxas-Gain completando los puestos de honor, lo que supone otro hito en su historia. La ola urdiña se refuerza también con los porteos del maratón de aguas tranquilas.