Los más pequeños se pusieron al tambor

Los más pequeños de la Tamborrada Infantil, listos para comenzar a desfilar, ayer en Trintxerpe. A la derecha, la formación de tambores por Euskadi Etorbidea. / FOTOGRAFÍAS: ELENA VIÑAS
Los más pequeños de la Tamborrada Infantil, listos para comenzar a desfilar, ayer en Trintxerpe. A la derecha, la formación de tambores por Euskadi Etorbidea. / FOTOGRAFÍAS: ELENA VIÑAS

La Tamborrada infantil llenó de animación las calles del centro de Trintxerpe |

Elena Viñas
ELENA VIÑASPASAIA.

Los más pequeños de la casa se convirtieron en los protagonistas indiscutibles en la jornada de ayer llamada el Día Elegante. Haciendo honor a su nombre, niños y niñas vistieron atuendo típicamente arrantzale para tomar parte en la Tamborrada Infantil que recorrió las calles del centro urbano de Trintxerpe.

Tambores y barriles hicieron sonar las tradicionales marchas de Sarriegi desde la plaza de los Gudaris a Euskadi Etorbidea, continuando por Azkuene y Serafín Esnaola. Los rataplanes conquistaron el pueblo y también a sus vecinos, que no pudieron resistirse a detener sus pasos y escuchar a los más txikis desfilar.

De abrir la marcha se encargaban las abanderadas, portando los emblemas de distintas entidades de Trintxerpe. Cerrando la comitiva podía contemplarse a los tamborreros de menor edad en una carroza de inspiración marina.

La formación contó con unos espectadores de lujo, los tres chupineros de los Cármenes 2019: Juanje Neira, Garbiñe Eizagirre e Itziar Fernández. Ninguno de ellos quiso perderse la exhibición de deporte rural que organizaba Trintxer Elkartea en la Plaza Gernika. Entre los desafíos que se organizaron, uno de ellos fue la competición entre los harrijasotzailes Joseba Ostolaza y Udane Ostolaza, y los aizkolaris Rubén Saralegi y Ugaitz Mugertza que atrajeron a numeroso público.

Otros prefirieron seguir la clase de zumba impartida en la plaza de los Gudaris, donde niñas y mayores demostraron tener mucha marcha durante los más de treinta minutos de lecciones al son de la música.

Otra tamborrada tomó el mando durante la tarde, la de Azkuene, que permitió continuar disfrutando de los festejos patronales del distrito más populoso de Pasaia. No faltó la ya habitual sardinada, con degustación de sidra, de Trintxer ni tampoco la disco festa infantil en Serafín Esnaola.

La noche fue territorio de los conciertos. El primero de ellos, el de Alaiki, programado en la rotonda de Azkuene por los bares de la zona. Más tarde, la plaza de los Gudaris se llenó de los ritmos de Liher y Willis Drummond, gracias a Trintxerpeko Korkoiburuak. La Orquesta Tsunami inició su actuación a medianoche en la plaza Serafín Esnaola, de la mano de Trintxer taberna.

Carrera por la infancia

Los niños vuelven a ponerse hoy al frente de la programación de actividades de la tercera jornada de fiestas. Ellos serán los encargados de participar en la carrera infantil bajo el lema 'Trátame bien, pásalo', incluida dentro de la campaña por el buen trato a los menores. La competición tendrá como punto de partida y llegada la plaza Gernika, tras recorrer Euskadi Etorbidea. El Ayuntamiento de Pasaia organiza esta iniciativa que contará con grupos locales, técnicos municipales y el periodista Luisma Laboa como presentador.

Una vez concluya la prueba no competitiva, habrá hinchables y fiesta de la espuma en la misma plaza Gernika, para la que se recomienda a los menores llevar calzado adecuado. También se habilitará un photocall con Barrio Sésamo como tema, que ha sido ideado por Fama.

Otra tamborrada tomará las calles trintxerpetarras esta misma tarde. Se trata de la Femenina, que saldrá a partir de las 18.30 horas de la calle Pescadería. Sus integrantes desfilarán por Euskadi Etorbidea, Azkuene, Euskadi Etorbidea, Gudari plaza y regresarán a Serafín Esnaola.

El día tiene reservadas otras sorpresas, como teatro infantil, exhibiciones de baile y master class, y juegos populares para las cuadrillas en la rotonda de Azkuene, entre otras actividades que se organizaran durante la jornada.

Más