Las obras para finalizar la lonja pesquera ya están en marcha

En San Pedro. Recreación de la imagen que ofrecerá la lonja y su entorno una vez finalizadas las obras que ayer se reanudaron finalmente./
En San Pedro. Recreación de la imagen que ofrecerá la lonja y su entorno una vez finalizadas las obras que ayer se reanudaron finalmente.

Los trabajos, que han permanecido parados los últimos cuatro años, se reanudaron ayer abordando la urbanización de la plaza

Elena Viñas
ELENA VIÑAS PASAIA.

Los trabajos para finalizar el proyecto de construcción de la lonja pesquera de San Pedro se reanudaron ayer. Así lo informó la Autoridad Portuaria de Pasaia, recordando que tras cuatro años de inactividad urbanística, ha agilizado la licitación y la adjudicación de las obras que permitirán, por una parte, concluir la edificación de la propia lonja y, por otro, acondicionar el entorno urbano.

La APP señaló que se trata de un proyecto «amplio», y «de ahí, la necesidad de ejecutar por fases los trabajos a acometer». De este modo, en una primera parte, se actuará en la plaza de la lonja y en su entorno. La ejecución de la obra de este espacio, licitada y adjudicada a Sasoi Eraikuntzak, S.L es, precisamente, la que arrancó a primeras horas de la mañana de ayer.

Según explicó, «la obra anexa del acondicionado básico del entorno hasta la entrada de la lonja por Trintxerpe (calle Esnabide), abarca trabajo de desescombrado, renovación del vallado e instalación de mobiliario urbanístico, se adjudicará entorno a mes y medio desde la fecha de hoy -por ayer, viernes-».

El resultado de estos trabajos será un espacio público presentado como «diáfano, integrado en el espacio urbano».

Una segunda parte «fundamental» de este plan será el acondicionamiento del interior de la propia lonja, para su funcionamiento «a pleno rendimiento». En este caso, los trabajos que se van a realizar afectarán, principalmente, a la planta sótano y a la planta baja.

«En la planta sótano, la principal labor será optimizar al máximo la solución estructural para, por un lado, satisfacer la necesidad de aparcamiento actual y, por otro, ganar funcionalidad a través de la ampliación y ordenación del espacio de trabajo», manifiesta.

Un espacio de trabajo «ágil»

En lo que respecta a la planta baja, por donde entra y sale el pescado por tierra y por mar, el objetivo principal es conseguir «un espacio interior de trabajo ágil, que permita la fácil carga y descarga de mercancías, tanto desde el cantil, como desde los accesos terrestres».

En esta planta, también, se destinará un espacio de 1.600 metros cuadrados para incorporar un total de ocho módulos de asentadores -mayoristas- a los veintitrés ya existentes.

«De esta manera, queremos que Pasaia siga erigiéndose como la mayor lonja de Euskadi y, una de las principales, a nivel estatal», declaran desde la Autoridad Portuaria.

Para finalizar, los responsables portuarios se refirieron al denominado edificio de cabecera. Se trata de un inmueble dedicado tanto a usuarios de la propia lonja como a la ciudadanía y que contendrá, oficinas, un restaurante-cafetería y una sala multiusos, entre otras estancias a disposición de pasaitarras y visitantes. La APP asegura que la estructura interior y exterior de esta parte culminará a lo largo de este año.