Un nuevo vertido cuyo origen se desconoce tiñe las aguas de la bahía de Pasaia

La mancha de color marrón se extendió en paralelo a San Juan. / VIÑAS
La mancha de color marrón se extendió en paralelo a San Juan. / VIÑAS

Una mancha de color marrón se extendió desde la bocana hasta la plaza Santiago, en paralelo a la orilla de San Juan

Elena Viñas
ELENA VIÑAS

Un nuevo vertido registrado en aguas del puerto de Pasaia, el segundo en menos de una semana, despertaba ayer la alarma en Donibane. Los vecinos de este distrito veían cómo las proximidades de su orilla se teñían de color marrón sin que hallaran una explicación al suceso.

Los hechos tuvieron lugar a primeras horas de la tarde, cuando una lengua de agua de tonalidad oscura se extendió desde la bocana de la bahía hasta la altura de la plaza Santiago y el restaurante Casa Cámara. La longitud de la mancha era de aproximadamente un kilómetro.

Según explicaron a este medio algunos habitantes de la zona, la sustancia podría tener su origen en el exterior de la dársena y habría entrado en las aguas interiores de la bahía en paralelo a tierra hasta concentrarse, principalmente, ante el corazón del casco antiguo de Donibane.

Apenas dos horas antes ese mismo tramo había sido frecuentado por la cantera de los clubes de remo San Juan-Koxtape e Illumbe, que entrenaban para próximas competiciones deportivas, así como por un grupo de piraguas pertenecientes a Pasaia Kayak.

La sustancia fue disolviéndose hasta desaparecer casi por completo minutos después de las seis de la tarde.

Investigación abierta

Hay que recordar que otro vertido tuvo lugar a media tarde de este pasado martes en el puerto de Pasaia, concretamente en el muelle del Hospitalillo de Trintxerpe. El agua que rodea los pantalanes en los que amarran embarcaciones de recreo comenzó a teñirse de un color blanco lechoso, obligando a desplegar una barrera anticontaminación marina.

Al lugar se desplazaron de inmediato agentes de la Guardia Civil, con base en la zona portuaria, que ya han abierto una investigación para determinar el origen del vertido.

Técnicos del servicio de la Agencia Vasca del Agua URA también se personaron en el lugar, con el fin de recoger muestras que han sido remitidas a los laboratorios para su análisis. Su labor ha continuado a lo largo de esta semana en las inmediaciones del puerto para conocer el origen del vertido.