Arroja polvo de cemento a las autoridades en la inauguración de la pasarela de Trintxerpe

La pasarela peatonal y ciclista destinada a unir el núcleo urbano de Trintxerpe con la estación de Euskotren de Herrera es una de las actuaciones más llamativas en la regeneración de Pasaia

Elena Viñas
ELENA VIÑAS

La inauguración de la nueva pasarela de Trintxerpe se ha visto interrumpida esta mañana por la aparición de un hombre que ha intentado manchar a las autoridades polvo de cemento. La consejera Arantxa Tapia; el diputado general, Markel Olano; el delegado del Gobierno en el País Vasco, Jesús Loza; el alcalde de San Sebastián, Eneko Goia, la alcaldesa de Pasaia, Izaskun Gómez y el presidente de la Autoridad Portuaria de Pasajes, Félix Garciandia, se encontraban visitando el resultado de la primera gran obra que transformará Pasaia cuando un hombre ha aparecido por la ladera y ha arrojado una bolsa con polvo de cemento. Rápidamente ha sido reducido por un agente de seguridad y poco después ha sido entregado a agentes de la Ertzaintza, quienes lo han detenido y trasladado a comisaría acusado de un delito de atentado contra la autoridad.

El altercado ha tenido lugar alrededor de las 11:30 horas cuando las autoridades recorrían el nuevo vial que une Trintxerpe con la estación del Topo de Euskotren en Herrera. Al final de la zona peatonal se habían concentrado varias decenas de personas con pancartas de la plataforma Badian Bizi, que protestaban por las molestias que les causan determinadas actividades portuarias.

Aunque inicialmente el hombre que ha protagonizado el incidente se encontraba entre los concentrados, en un momento dado se ha separado de ellos, ha dado un rodeo para burlar las cintas que cortaban el acceso al público y ha llegado a la altura del grupo de autoridades.

Tras el altercado la inaguración ha seguido su curso con normalidad. La pasarela peatonal y ciclista destinada a unir el núcleo urbano de Trintxerpe con la estación de Euskotren de Herrera es una de las actuaciones más llamativas en la regeneración de Pasaia. Así lo manifestaba hace apenas unos días la alcaldesa de la localidad, Izaskun Gómez, a este periódico.

La pasarela ideada entre Trintxerpe y Herrera puede ser el «símbolo de la regeneración», ya que «el impacto visual que va a producir es enorme, por no hablar del impacto que tendrá en cuanto a la seguridad; y probablemente las mujeres sepan de lo que estoy hablando. Esa zona no era la más recomendable para transitar».

La obra tendrá «continuidad». Una vez concluya la construcción de los pabellones proyectados en la parte inferior del nuevo paseo, en la superficie que resulte, concretamente sobre sus techos, se habilitará «una serie de elementos» que contribuirán a evitar una «desertización» de este itinerario.

 

Fotos

Vídeos