Hilos solidarios sobre el mar

En cubierta. Las mujeres de diversas edades que tomaron parte en la iniciativa solidaria promovida el domingo por el barco museo 'Mater'. /
En cubierta. Las mujeres de diversas edades que tomaron parte en la iniciativa solidaria promovida el domingo por el barco museo 'Mater'.

Una veintena de mujeres se embarcó en el 'Mater' contra la violencia machista | La cubierta del buque permitió exponer al público varios centenares de metros del lazo tejido a mano en las más diversas poblaciones

ELENA VIÑAS PASAIA.

Más de una veintena de mujeres subieron este pasado domingo a bordo del barco museo 'Mater' dispuestas a conocer más de cerca la iniciativa organizada bajo el lema 'Tejiendo redes entre la mar y la tierra'. Las visitantes tuvieron ocasión de tomar parte en un enriquecedor taller de intercambio de conocimientos entre técnicas propias de las tejedoras de mar y de las de tierra y el público en general.

La actividad se enmarcaba dentro del proyecto 'Madejas contra la violencia sexista' y se fijaba como objetivo que la mar y la tierra se unieran a través del tejido nacido de sus manos. De este modo, rederas y tejedoras intercambiaron conocimientos en la cubierta del antiguo atunero durante una mañana que contó con la complicidad de la meteorología.

La propuesta se incluía dentro de la celebración de las Jornadas Europeas de Patrimonio, que en 2018 toman como eje temático 'Patrimonio, herencia de mujer'. De esta forma, en el 'Mater' se expuso parte de los más de 4.000 metros que conforman el gran lazo tejido a mano por personas anónimas dentro del proyecto promovido por la asociación Harituz. Su objetivo no era otro que visibilizar y sensibilizar sobre el impacto que tienen las desigualdades de género como sustento de la violencia contra las mujeres, así como señalar las ausencias que suponen las víctimas.

Los hilos de lana tejidos de forma solidaria tiñeron de los más diversos colores el puente de mando de la embarcación y buena parte de su cubierta de proa, llamando la atención de cuantos paseaban por el muelle de San Pedro. Fueron muchos los que tuvieron la oportunidad de conocer su historia preguntando a sus protagonistas.

«Es una forma muy original de tratar el tema, dándole color a algo que resulta tan triste», comentaba una pasaitarra. «La de gente que habrá tenido que ayudarles... Es increíble», decía otra vecina de esta localidad ante los metros de lana expuestos por toda la nave.

De Astigarraga a Pasaia

'Madejas contra la violencia sexista' es una iniciativa calificada de «simbólica» y «solidaria», en la que cada madeja tejida con lanas de colores, representa a una mujer que ha sido asesinada y es la marca de esa ausencia». Nació en Astigarraga en 2014 impulsado por la asociación Harituz (que significa tejer, en euskera), con la colaboración del área de Igualdad municipal, de la fundación Haurralde y la asistencia técnica de Equala Iniciativas SL.

El antiguo atunero 'Mater' decidió sumarse a su causa con el objetivo de «visibilizar» esta problemática y, sin lugar a dudas, el domingo lo consiguió.