Gran actuación de Begoña Lazkano en el Campeonato de Europa

Txapelduna. Lazkano y Viloria felices tras el resultado obtenido en la meta de Villajoyosa./
Txapelduna. Lazkano y Viloria felices tras el resultado obtenido en la meta de Villajoyosa.

La palista pasaitarra rozó la medalla en la prueba individual de K-1, obteniendo el cuarto puesto final

ELENA VIÑAS PASAIA.

Durante el fin de semana se celebró en la localidad alicantina de Villajoyosa el Campeonato de Europa de kayak de mar (Ocean Racing), con destacada actuación de la palista pasaitarra Begoña Lazkano, que acudía a la cita tras el doble éxito obtenido en el Campeonato de España de la especialidad, con la consecución del título de campeona tanto en modalidad individual K-1 como en K-2, junto con su compañera en Donostia Kayak Amaia Benavente. Su participación fue de un altísimo nivel.

El sábado, sobre una distancia de 22 kilómetros, se celebró la prueba reina del campeonato en modalidad del K-1 sénior, con la presencia de los mejoras palistas del continente. Las condiciones de mar eran muy propicias para este tipo de pruebas, con ola de viento continua a lo largo de casi todo el trayecto entre Villajoyosa y Altea, con mar revuelta en algunos tramos a consecuencia del marcado viento de poniente, algo que favorecía claramente a los más avezados en la navegación de popare. La progresión mostrada por la canterana de Pasaia Kayak dejó sorprendido a más de uno, con una irrupción inesperada en tan escaso tiempo de aclimatación.

Pese a no poder salir en la primera línea de la parrilla de salida, la puesta en acción de la pasaitarra fue impecable, y superó a casi todas sus rivales antes de llegar a la boya de desmarque, situada a unos mil metros de la playa de inicio de la prueba, con solo la canaria Judith Verges, una de las grandes favoritas en esas condiciones de navegación, por delante de ella en el tramo más favorable a las condiciones de la canterana pasaitarra. A partir de la boya, comenzó la verdadera regata de popare, el terreno de las especialistas, pero a diferencia de lo ocurrido en la prueba de la Copa del Mundo de Portugal que se disputó en similares condiciones, Lazkano no se rezagó entre las olas.

Los resultados son una muestra del tremendo potencial que tiene y de su rápido aprendizajeLa joven cierra la temporada con varios títulos y posiciones más que destacables

La canaria Verges siguió con su progresión, y viniendo de atrás, la gran favorita de la prueba, la francesa Angie Leroux, superó a la pasaitarra y alcanzó a la canaria, jugándose la regata entre ellas. La navarra Amaia Osaba, otra de las favoritas a los puestos de honor, alcanzó también un poco después a Lazkano, pero esta, cada vez con más confianza y empopando las olas con solvencia, aguantó el ritmo de Osaba y se enfrascó con ella en un bello mano a mano con continuas lanzadas que se prolongó durante varios kilómetros. Finalmente, la navarra hizo valer su mayor pericia en la navegación de popare, aprovechó mejor una serie de olas, y consiguió despegarse de la pasaitarra, aunque no la perdió de vista. La mar dictó su ley, y otra de las candidatas a los puestos de honor, la sudafricana con doble nacionalidad española Chloé Bunnet, alcanzó a Lazkano y la sobrepasó en el tramo final de la zona con más olas. Sin embargo, Bunnet no consiguió distanciar definitivamente a la pasaitarra. Llegó a los últimos 1.500 metros de la prueba sobre aguas más tranquilas, y Lazkano, en un final extraordinario, dándolo todo, recortó la ventaja y la sobrepasó antes de la última boya de enfilación a meta, logrando la cuarta plaza con 8 segundos sobre ella, marcando un tiempo final de 1 hora 44 minutos y 13 segundos, en una clasificación encabezada por la francesa Leroux, seguida de la canaria Verges y con la navarra Osaba en tercer lugar, que aventajó a Lazkano en 1 minuto y 17 segundos, refrendando la pasaitarra una magnífica actuación en unas condiciones en las que hace solo un mes hubiese resultado imposible imaginar una prestación de este tipo, muestra del tremendo potencial que tiene en esta especialidad y de su rápido aprendizaje.

Bronce en K-2 mixto

El domingo se celebró la prueba de K-2 mixto, no oficial aún en cuanto título y medallas, en la que formó pareja con el reputado palista internacional asturiano Daniel Viloria, especialista en kayak de mar, que el sábado logró un quinto puesto. La combinación no pudo resultar más exitosa en una prueba de 18 kilómetros entre Villajoyosa y Campello.

Tras una disputada regata, en la que solo la primera pareja francesa marchó en cabeza, la pasaitarra y el asturiano afincado en las Baleares lograron una meritoria tercera plaza en dura lucha con otras dos embarcaciones galas, superando en un apretado final por 5 segundos a la embarcación compuesta por la campeona de Europa Angie Leroux y su compañero Benoit Leroux, con un tiempo final de 1 hora 11 minutos y 13 segundos, a 41 segundos de la pareja ganadora, y a 8 de la segunda.

Un gran broche para poner fin a la temporada de la canterana pasaitarra, antes de comenzar a preparar la siguiente campaña esta misma semana en la Blume, el Centro de Alto Rendimiento del CSD en Madrid. La cierra con un bagaje que recoge como logros más reseñables el Campeonato de España de invierno de 5.000 metros en aguas tranquilas, el séptimo puesto en el Campeonato de Europa de sprint olímpico en el K-4 500 metros de la selección, décimo puesto en el mismo campeonato en el 5.000 K-1, subcampeonato de España de sprint olímpico en K-2 1.000 metros con su compañera Amaia Benavente, plaza de semifinalista en el Campeonato Mundial de sprint olímpico con el K-4 500 metros con la selección, doble Campeonato de España de kayak de mar en K-1 y K-2, otra vez con Benavente, y cuarta plaza en el Campeonato de Europa de kayak de mar.

Son unos magníficos resultados al alcance de pocos deportistas, con una reseñable polivalencia, y con el kayak de mar ampliando el abanico de sus grandes posibilidades.