El Donibane disputa esta tarde en casa la final de la Copa de Gipuzkoa

San Juan. El equipo al completo del Donibane Eskubaloia posando en el arco de Bonanza con la bocana del puerto al fondo de la imagen./
San Juan. El equipo al completo del Donibane Eskubaloia posando en el arco de Bonanza con la bocana del puerto al fondo de la imagen.

El partido, a las 19.00 horas en el polideportivo de San Juan, enfrenta al equipo rosa con el Ordizia

Elena Viñas
ELENA VIÑAS PASAIA.

Los aficionados al balonmano están de enhorabuena, ya que podrán disfrutar hoy, a partir de las 19.00, en el polideportivo de Donibane, de una cita ineludible. El equipo del Donibane Eskubaloia se jugará la Copa de Gipuzkoa ante el Ordizia, en la final de este emocionante torneo, que llena de ilusión a los rosas.

Tras la victoria cosechada en el Egia, los sanjuandarras han puesto un brillante broche a una dura temporada, al llegar a la final de Copa imbatidos. Ahora quieren aprovechar la oportunidad de brindar un título a sus aficionados. En situación similar llega el Ordizia, descendido de Liga Vasca, pero que ha contado sus partidos por victorias en el torneo copero.

Inmediatamente después de su clasificación, la directiva del club sanjuandarra manifestó su deseo de organizar esta final, una designación que finalmente le otorgó la Federación y en cuyo desarrollo el club rosa ha contado, asimismo, desde el inicio con la inestimable colaboración del Ayuntamiento de Pasaia.

La buena dinámica del equipo desde que se puso al frente del mismo Aitor Conde 'Motxi' ha llenado de moral al conjunto del Donibane Eskubaloia, y el técnico sanjuandarra espera poder contar con todos los jugadores disponibles, a excepción de los lesionados de larga duración Uxki, Crespo y Etxenike.

La única duda al respecto es la de Agus, quien no pudo participar en el último partido, pero espera estar disponible para jugar hoy mismo.

Además, alguno de los seis juveniles que han disputado minutos con el equipo sénior esta temporada, tendrán la oportunidad de vivir esta experiencia a todas luces inolvidable.

La Copa de Gipuzkoa es un torneo del que guardan buen recuerdo los rosas, ya que disputaron dos finales consecutivas en los años 2014 y 2015, logrando el título en la segunda ocasión. Se lo adjudicaron gracias a un gol en el último segundo, y que supuso el inicio de los mejores resultados de la era reciente, con el ascenso a Liga Vasca en 2016 y la permanencia el año siguiente.

Además de la final de categoría sénior, también se disputará la final cadete, que enfrentará a los equipos de Tolosa y Usurbil, a partir de las 17.00 horas, lo que asegura una apasionante tarde de balonmano en el polideportivo municipal de Pasai Donibane.

El espectáculo está servido.