Aprendiztegi suma un nuevo apoyo en defensa de un oficio tradicional

En la Factoría. Directivos y trabajadores de Piher posan con miembros de Albaola durante una visita llevada a cabo recientemente al museo./
En la Factoría. Directivos y trabajadores de Piher posan con miembros de Albaola durante una visita llevada a cabo recientemente al museo.

Piher patrocinará la Escuela Internacional de Carpintería de Ribera puesta en marcha en 2017 por Albaola

Elena Viñas
ELENA VIÑASPASAIA.

La empresa riojana Piher ha renovado un año más su compromiso con Albaola, por lo que seguirá siendo patrocinadora de la Escuela Internacional de Carpintería de Ribera Aprendiztegi Lance Lee. Esta firma de diseño y fabricación de herramientas de sujeción, con sede en La Rioja, fue creada como empresa familiar hace más de cincuenta años y en la actualidad se expande por los cinco continentes.

Piher decidió unirse a Albaola mediante patrocinio en 2018, «por la singularidad de los oficios recuperados» por la asociación pasaitarra y la utilización «al más alto nivel» de herramientas de carpintería y sujeción en los diferentes proyectos de la entidad. Es desde ese año, además, proveedora de herramientas del proyecto Albaola y concretamente de la Escuela Internacional de Carpintería de Ribera Aprendiztegi Lance Lee. Estas herramientas también son utilizadas en los diferentes trabajos de construcción que se realizan en su Factoría Marítima de Pasai San Pedro.

La nao ballenera del siglo XVI San Juan es el mayor exponente de la utilización de la tecnología y herramientas de su época. Su actual reconstrucción se ha convertido en «referencial» en todo el mundo y es el único barco en construcción que ha obtenido el patrocinio de la Unesco. «Albaola ofrece, por lo tanto, mediante sus diferentes proyectos una oportunidad única para poner en valor a diferentes empresas y proyectos», señalan sus responsables.

Puso en marcha la escuela internacional de carpintería de ribera en 2017. Hoy en día la componen alumnos llegados de diversas partes del mundo que tienen que realizar un ciclo de tres años de enseñanza integral superior. Es una escuela gratuita, en la que se le pide motivación y compromiso al alumnado, «por lo cual cobra más importancia aún la colaboración de agentes como las empresas patrocinadoras que ayudan en la viabilidad de este proyecto de formación de nuevas generaciones».

En esta escuela los alumnos trabajan con barcos de valor patrimonial y se forman en los diversos campos que componen la construcción naval tradicional. Hace poco se celebró la botadura del último barco construido en el centro, un batel tradicional vasco de nombre Ezekieltz.

Miembros de la dirección de Piher y numerosos trabajadores visitaron recientemente la Factoría Marítima Vasca y pudieron charlar y compartir impresiones con los alumnos de Aprendiztegi sobre sus trabajos y experiencias.

Gracias al acuerdo renovado, esta empresa de herramientas de sujeción de La Rioja seguirá suministrando herramientas a la escuela Aprendiztegi. Para Albaola es «muy importante» mantener el acuerdo con Piher, puesto que «garantiza la continuidad de la escuela y la transmisión de estos antiguos oficios que han estado al borde de la desaparición a nuevas manos que serán las encargadas de trasladar esa sabiduría adquirida del pasado hacia el futuro».