15 años velando por el litoral

Jaizkibel. Un buque que transporta vehículos entra a puerto a la altura de Alabortza. / E. VIÑAS
Jaizkibel. Un buque que transporta vehículos entra a puerto a la altura de Alabortza. / E. VIÑAS

Itsas Gela participa en la iniciativa Aztertu analizando la costa de Jaizkibel y Ulia | Tiene previstas tres nuevas salidas antes de que finalice el año. La primera tendrá lugar este domingo

Elena Viñas
ELENA VIÑAS PASAIA.

La asociación pasaitarra Itsas Gela, responsable del barco museo 'Mater', invita a familias, colegios y voluntarios a sumarse al programa Aztertu, que, como todos los otoños desde 2003, permite descubrir la costa. El espacio que se planea a analizar es «el gran desconocido litoral» de Jaizkibel y Ulia, declarado Zona de Especial Conservación dentro de la Red Natura 2000 por su valor natural.

Sus impulsores recuerdan que anualmente, expertos de la asociación, junto a voluntarios, muestrean y analizan la fauna y flora del intermareal, los parámetros físico-químicos del agua y la influencia humana en seis puntos de este «espectacular» litoral distribuidos entre Jaizkibel y Ulia. Dada la dificultad de acceso a algunos de estos puntos de muestreo, reservan los más accesibles a grupos escolares, como es el caso de la cala Alabortza de Donibane que este año ha sido analizada por más de un centenar de alumnos de Pasaia Lezo Lizeoa.

«Esta cala, situada en la bocana pasaitarra, es uno de los puntos donde mayor acumulación de basura se ha encontrado en estos años, junto a la de Azabaratza, también situada a las faldas del Jaizkibel. En Alabortza es fácil encontrar productos higiénicos como los insistentes bastoncillos de los oídos que desgraciadamente se vierten al inodoro como si de un basurero se tratara y que, finalmente, llegan al mar, dado que, todavía, en pleno siglo XXI, el distrito de San Juan sigue vertiendo directamente al mar sus aguas fecales», explica Izaskun Suberbiola, presidenta de Itsas Gela.

Azabaratza, en pleno corazón de los acantilados de Jaizkibel, es otro de los puntos negros donde la asociación ha recogido históricamente más basura procedente de la mar; «corcho blanco o poliespán, plásticos de todos los tipos e incluso bombonas de butano han sido rescatadas». «Nos gusta dejar el lugar de análisis más limpio de lo que lo hemos encontrado y esto, en ocasiones, nos resulta muy trabajoso, ya que algunas zonas no tienen un acceso fácil», asegura Suberbiola.

La responsable de Itsas Gela añade que es «curioso ver cómo las corrientes marinas arrastran hasta aquí todo tipo de basuras... ha habido años en los que hemos encontrado una playa de poliespán; otros, centenares de zapatos o incluso, montañas de pelotas de goma». Dado que la mayor parte de la basura la traen las corrientes marinas, esta asociación, a través de su barco-museo 'Mater' también se dedica a sensibilizar a la ciudadanía «pescando» basuras flotantes a bordo.

Gozar del paisaje

Suberbiola señala que estos análisis de la costa son «una oportunidad fascinante para gozar del paisaje, además de acercarse y conocer de una manera didáctica nuestro patrimonio natural de la mano de grandes conocedores de este litoral». Subraya que una de las singularidades que encuentran son las paramoudras, formaciones geológicas que son grandes concreciones silíceas de forma casi redonda que fueron creadas por antiguos gusanos paleolíticos cuyo rastro todavía hoy es visible gracias a sus huellas fósiles. Jaizkibel guarda una de las más importantes concentraciones de estas curiosas formaciones, visibles en uno de los puntos de muestreo de Itsas Gela.

Además de la riqueza geológica y paisajística, estas salidas al litoral muestran la importancia de cada especie dentro de su ecosistema con dinámicas «fáciles y divertidas», para descubrir jugando el milagro de la vida. «Tenemos que seguir realizando labores como ésta, para ser conscientes de la influencia del ser humano en nuestro entorno y para acercar los ecosistemas marinos a la sociedad», señala Suberbiola, quien añade que a menudo el mar es un «mundo que permanece olvidado, pero de una forma u otra nos condiciona como especie». «Estas salidas son un ejemplo de ciencia ciudadana con la que cualquiera puede volverse cuidador del medio ambiente recogiendo datos, además de reflexionar sobre el impacto del ser humano en el medio, transformando mentalidades hacia un cambio de actitud con la naturaleza», indica.

Los interesados en sumarse a estas salidas pueden ponerse en contacto con Itsas Gela, llamando al 619814225 o enviando un mail a info@matermuseoa.com. Estas salidas son gratuitas y las fechas de las siguientes son el día 11 (Erentzin-Jaizkibel), 25 (Azabaratza-Jaizkibel) y 8 de diciembre (Artzu y Asturiaga-Jaizkibel).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos