Adjudican la obra del casco antiguo de San Juan por 202.890 euros

San Juan. Edificios de viviendas del caso antiguo del distrito pasaitarra. /  VIÑAS
San Juan. Edificios de viviendas del caso antiguo del distrito pasaitarra. / VIÑAS

Acuña S.A. acometerá los trabajos que, financiados parcialmente por la Diputación de Gipuzkoa, se incluyen dentro del plan de seguridad en un plazo de doce semanas

Elena Viñas
ELENA VIÑAS PASAIA.

El Ayuntamiento ha adjudicado a Acuña Sociedad Anónima las obras correspondientes al plan de seguridad del casco histórico de Pasai Donibane. Los trabajos tendrán un coste de 202.889,77, iva incluido, que la Diputación Foral de Gipuzkoa financiará parcialmente dentro del convenio suscrito con el Consistorio el pasado mes de abril. El plazo de ejecución de esta intervención es de doce semanas, que comienzan a contar a partir de la firma del acta de replanteo

Como ya adelantó este periódico hace un mes, la necesidad de acometer estos trabajos tiene su origen en el fuego que se declaró en una vivienda del distrito en marzo de 2017. Tras el suceso, se realizaron diversas reuniones y visitas «a campo» conjuntas por parte del Servicio de Bomberos de Gipuzkoa y representantes de diversas áreas del Consistorio de Pasaia con el objetivo de «analizar y mejorar la intervención de los servicios de emergencia».

La intervención, paso a paso

Entre las actuaciones que se llevarán a cabo destaca la de generar una red ramificada de abastecimiento cuya conducción principal discurra por Donibane Ibilbidea, provista de ramales descendentes hasta la calle Donibane, donde se implantarán los nuevos hidrantes. Se contempla generar la conducción principal mediante una canalización convencional, con una tubería que discurrirá bajo la cuneta. Ello requerirá la demolición y posterior reposición de dicha cuneta, realizando a su vez una pequeña zanja. En el casco urbano, en cada punto de conexión se colocarán cajones para mangueras e hidrantes en superficie de acuerdo a las especificaciones del servicio de bomberos.

Para garantizar la accesibilidad y mejorar la situación actual respecto al tiempo de espera de los semáforos ya existentes en el casco antiguo, «se instalará un cabecero de comunicaciones junto al controlador semafórico y se desarrollará un software para el control a distancia de los semáforos, de forma que los bomberos puedan actuar sobre ellos desde su base en el momento en el que se reciba la comunicación de emergencia, pudiendo liberar el paso a través de la Donibane Kalea en el tiempo en el que los efectivos llegan al lugar».

Por otro lado, se prevé instalar paneles informativos que activarán los bomberos en caso de emergencia. Con ellos se dará el aviso a los usuarios de la existencia de una emergencia. Así mismo, se colocará un temporizador en cada semáforo para indicar el tiempo de espera.

 

Fotos

Vídeos