El Pleno aprobó el presupuesto para 2017

El momento de la votación ayer, en Pleno. /
El momento de la votación ayer, en Pleno.

Durante esta sesión, de carácter extraordinario, también se abordó una reclamación de los trabajadores del Euskaltegi municipal

E.V.

Los votos a favor de los ediles del PSE-EE y el PNV, así como el de la concejal no adscrita, Manuela Nicolás, permitieron que el presupuesto municipal para 2017 quedara definitivamente aprobado en el Pleno extraordinario que tuvo lugar a primeras horas de la mañana de ayer en el Palacio Arizabalo de Pasai Donibane. Los grupos municipales de EH Bildu y Puede Pasaia(k) Ahal Du votaron en contra de la propuesta, como ya lo hicieron en la sesión celebrada el pasado mes de diciembre, cuando se aprobó de manera provisional y la única edil no adscrita optó entonces, sin embargo, por abstenerse.

Esta única variación no afectó al resultado final de la votación y de este modo, el Ayuntamiento pasó a dotarse de un presupuesto para el actual ejercicio que asciende a 19,3 millones de euros. Se trata, como lo definió la alcaldesa, Izaskun Gómez, de un documento «serio, responsable, prudente y real».

Del recién aprobado presupuesto destaca especialmente el capítulo de inversiones, que roza el millón de euros. «Y esto es con lo que empezamos el presupuesto, pero va a haber más a lo largo de 2017. Estas inversiones, además, se realizan con cargo al ahorro neto y a transferencias de otras administraciones, sin endeudamiento y sin incurrir en déficit», aseguró anteriormente la regidora, quien ayer no ocultaba su satisfacción por sacar adelante la propuesta elaborada por el equipo de Gobierno municipal.

En el debate previo, el portavoz de la coalición abertzale, Miguel Mari Torrea, manifestó que tanto él como sus compañeros de grupo mantenían la misma postura que dos meses antes y por ello, votaban en contra.

Su homónima de Puede Pasaia, Nerea González, calificó de «insuficientes» las negociaciones mantenidas por el Gobierno con las trabajadoras y que la propuesta que se halla sobre la mesa es un «parche» a su reclamación. «Por eso votamos en contra, como ya lo hicimos con el presupuesto en sí», indicó.

Dictamen laboral

No fue éste el único punto incluido en el orden del día. En la misma sesión también se abordó la resolución de reclamaciones y aprobación definitiva de la relación de puestos de trabajo y plantilla del Ayuntamiento y sus organismos autónomos.

Este punto trataba la reivindicación laboral de los trabajadores del Euskaltegi municipal. El portavoz de EH Bildu criticó que hubiera sido «más beneficiosa» para los afectados su propuesta, que pasaba por una RPT, que la actual «Por eso votaremos en contra, igual que lo hicimos anteriormente», señaló.

Miguel Mari Torrea declaró, asimismo, que «en el dictamen se aceptan algunas de las peticiones que hacían los trabajadores, como son el complemento de destino, el complemento específico... pero se ha hecho sin informarles, sin contrastarlo con ellos y sin negociarlo». «Por eso, votamos en contra», sentenció.

La concejal del PNV, Miriam Cano, explicó que había mantenido conversaciones con los citados trabajadores. «Les pedí personalmente que no esperaran hasta el inicio del año», recordó la jeltzale, añadiendo que se les solicitó que esperaran a «unos momentos más adecuados».

Por su parte, la portavoz socialista, Lore Suárez, aclaró que la resolución de la alegación se estima «parcialmente», por tratarse de «la adecuación de una serie de conceptos tal y como establece la ley».

El dictamen se aprobó con los votos del PSE-EE, PNV y la edil no adscrita.