Arruti (EH Bildu) se muestra «sorprendido» por el «gran aumento» de concejales liberados

Ediles de EH Bildu de Lezo, delante del Ayuntamiento. / ARIZMENDI
Ediles de EH Bildu de Lezo, delante del Ayuntamiento. / ARIZMENDI

El numero de liberaciones ha ascendido esta legislatura de 3,3 a 4,5, lo que supone un aumento de 75.000 euros

MIKEL PÉREZLEZO.

La agrupación lezoarra de EH Bildu se mostró ayer «sorprendida y preocupada» por el aumento de un 50% en el gasto ocasionado por el número de concejales liberados, cuestión que se aprobó con los votos de PNV y PSE en el pleno de la corporación de la semana pasada. Por esta razón, Mikel Arruti, portavoz y concejal de EH Bildu en el Ayuntamiento, compareció ayer en rueda de prensa junto al concejal Asier Irastorza y las miembro de EH Bildu de Lezo, Deiene Ziganda y Edurne Lizarazu.

«En total vamos a ser siete concejales liberados con diferentes porcentajes, lo que en total son cuatro liberaciones y media», explicó Arruti. Unos datos superiores a las 3,3 liberaciones de la anterior legislatura o las 2,8 de 2014. Serán cinco los concejales liberados por parte del PNV (tres al 40%, uno al 50% y otro al 100%), uno por parte del PSE (al 80%) y otro por parte de la oposición (al 50%), perteneciente al mismo Arruti. En cuanto a números, el gasto total en sueldos de liberados ascendió a 150.800 en la pasada legislatura, ascendiendo a 226.513 en la actual. «Se trata de un aumento de 75.000 euros -en un presupuesto total que ronda los 8,7 millones de euros)- que podrían gastarse en otros problemas que tienen los lezoarras, ya que, por ejemplo, el gasto anual en ayudas sociales es inferior a esa cifra, el dinero destinado a políticas de igualdad es casi la mitad (40.000 euros) y la inversión para mejorar el alumbrado es de 55.000 euros», apuntó Mikel Arruti.

En este aspecto, desde EH Bildu se han mostrado «molestos ya que no han recibido respuesta alguna del equipo de gobierno cuando se les han planteado estas cuestiones en el pleno y han expresado también su «incredulidad» ya que ni si quiera saben «qué trabajo van a hacer estas personas, ya que todavía no se han repartido las delegaciones ni las responsabilidades de cada uno». En este aspecto, Arruti aclaró que el alcalde, Jesús Mari Martiarena «tiene previsto repartir estas responsabilidades en septiembre», por lo que desde EH Bildu plantearon repartir las liberaciones el mismo mes, aunque su propuesta fue desestimada.

Paralelismos

Adicionalmente, Mikel Arruti quiso realizar un paralelismo con municipios similares. «Urnieta, con 6.200 habitantes tiene 3 liberaciones, Urretxu, con 7.000, tres y media y Oiartzun, con más de 10.000 habitantes tiene 4,7. No vemos ninguna lógica en tener 4,5 en Lezo. También nos llama la atención que todos los concejales tengan un nivel salarial de 14, mientras que el único concejal del PSE-EE, además de liberado, le han adjudicado un nivel 18 ganando más que el resto, ya que aunque tenga una liberación del 80%, en realidad es como si obtuviera el 100%. No entendemos por qué el trabajo del concejal socialista vale más que el de cualquier otro», señaló Arruti, que a su vez afirmó que también preguntó sobre este asunto en el pleno, sin obtener ninguna respuesta. En números, a una liberación del 100% con un nivel 14 salarial le corresponderían 36.849 euros al año, mientras que una liberación de nivel 18 le corresponderían 44.232 euros.

Asimismo, desde EH Bildu han afirmado que «no están en contra de las liberaciones cuando son necesarias, y si esa contribución es para el pueblo se tiene que pagar, pero no hay que olvidar que estamos hablando de dinero público y se tiene que repartir de forma razonada y no tan libremente» Por último, desde la coalición abertzale se han comprometido a «seguir hablando» con la formación jeltzale ya que, como la fuerza más votada, eso es «lo mejor para los lezoarras».