La feria tuvo un color especial

La feria tuvo un color especial
Arizmendi

La inestable climatología no impidió que cientos de personas se acercaran a disfrutar de la música y los bailes andaluces

MIKEL PÉREZ

Errenteria ha tomado un color especial durante todo el fin de semana gracias a la celebración de la duodécima edición de la Feria de Abril organizada por la asociación Concha Rociera. La céntrica Alameda de Gamón tomó forma de recinto ferial acogiendo desde el pasado viernes por la noche diversas actuaciones musicales, así como de baile. Tampoco faltaron los productos más típicos de la gastronomía andaluza.

La fiesta comenzó con el acto inaugural donde el alcalde, Julen Mendoza, se arrancó a bailar por sevillanas ganando así «una apuesta que había realizado con un amigo». En la jornada del sábado, destacó la actuación del grupo rociero Son de Ases, que demostró su gran tradición musical difícilmente igualable.

A pesar de que el domingo amaneció lluvioso, los caballos y ponis andaluces hicieron acto de presencia durante un rato en la carpa, aunque pronto se tuvieron que retirar debido a las inclemencias meteorológicas. Los que sí se quedaron un buen rato fueron los diferentes coros y grupos de las asociaciones invitadas como Aljarafe de Errenteria, Semblante Andaluz de Lasarte-oria, Albero de Irun y finalmente el coro rociero de Concha Rociera.

Por la tarde, algunos rayos de sol se unieron a los bailes de los grupos de la Concha Rociera y a la actuación musical del grupo Alma Gitana. Cuando llegó la noche, el color se despidió hasta el próximo año con la clausura de la feria.

Los organizadores de Concha Rociera se mostraron «muy contentos con la respuesta de la gente» ya que, a pesar del inestable tiempo, ha acudido «gran cantidad de público».