Última protesta de la temporada

Pancarta. Los pensionistas de Oarsoaldea, unidos. / FOTOS ARIZMENDI
Pancarta. Los pensionistas de Oarsoaldea, unidos. / FOTOS ARIZMENDI

Se hizo ayer en la Herriko Plaza; las movilizaciones se reanudarán dentro de tres meses

LUISMA RODRÍGUEZ ERRENTERIA.

Los jubilados de Oarsoaldea celebraron ayer la última concentracion y manifestación de la temporada 2017-18, atendiendo al llamamiento de Duintasuna y de los clubes de jubilados de la comarca y tras la que se tomarán un descanso de tres meses, para retomar las movilizaciones el lunes día 1 de octubre.

Ayer en la Herriko Plaza repartieron un escrito en el que pidieron al nuevo gobierno del PSOE liderado por Pedro Sánchez que cambie las políticas seguidas anteriormente por el PP, ya que «si quiere puede hacerlo, dinero hay, nosotros y nosotras seguiremos luchando por nuestros derechos y exigimos al Gobierno Vasco del PNV que se comprometa».

Asimismo, los jubilados volvieron a reiterar sus reivindicaciones de «una pensión mínima de 1.080 euros, no a los recortes ni en Sanidad ni en Educación, no al copago farmaceútico, no a la subida del 0,15%, recuperación del IPC, no al factor de sostenibilidad, y un sistema propio y público y de protección y Seguridad Social».

Sindicatos

Además, leyeron un comunicado en el que pidieron a los sindicatos que «expliquen y sensibilicen a los trabajadores de la necesidad de manifestarse conjuntamente en defensa de las pensiones presentes», ya que según dijeron «no están en juego solamente las pensiones actuales, sino también las del futuro». Finalmente, los protestantes concluyreon señalando que «gobierne quien gobierne, las pensiones se defienden».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos