Las traineras de Hibaika afinan su puesta a punto en el descenso de Orio

El bote femenino, una mezcla de experiencia y juventud. /  LOBO ALTUNA
El bote femenino, una mezcla de experiencia y juventud. / LOBO ALTUNA

El bote femenino logró un meritorio tercer puesto mientras que el masculino quedó relegado al número 28

M.P. ERRENTERIA.

Durante el pasado fin de semana Hibaika Arraun Elkartea estuvo presente mediante las traineras masculina y femenina en la fiesta del remo que se vivió en Orio, donde un total de 81 traineras y casi 1100 remeros bogaron por las aguas del río Oria. Un día de gran colorido y marcado carácter festivo, donde la competitividad quedó relegada a un segundo plano, y que acabó con el triunfo de las traineras aguiluchas de casa en las dos competiciones.

Aunque todavía es muy pronto para que los clubes enseñen todas sus cartas, a todos les apetece romper con la rutina invernal de entrenamientos con pruebas como ésta. Y por ello, la tradicional regata de Orio que este año cumplía 25 años, es una fecha marcada en rojo en los clubs de remo. La nota original la pusieron dos botes con remeros y remeras holandeses que participaron en el descenso por vez primera.

El bote masculino entrenado por Alex Orena, demostró que todavía se encuentra lejos de su mejor forma, como otras muchas tripulaciones por estas fechas. Su equipo se encuentra en pleno ensamblaje de piezas y su participación en el descenso de Orio, sirvió para que los remeros tuvieran un entrenamiento de calidad. Todavía le restan a este equipo muchas millas de entrenamiento y puesta a punto hasta junio, que es entonces cuando comenzará la temporada. Su puesto 28 en el test de este fin de semana así lo atestigua.

Las chicas, terceras

Por otro lado, el bote femenino mostró otra cara. Su tercer puesto en la clasificación final así lo certifica, ya que solamente se vieron superadas por dos potentes tripulaciones de la Liga Euskotren, como son Orio y Arraun Lagunak. Las de la Maddalen dejaron por detrás a clubes importantes como Hondarribia, San Juan y Donostiarra; junto a otros equipos con los que se verán la cara en la Liga ETE en este verano.

Lo más llamativo del equipo que entrena Amaya Gezala es la juventud de su tripulación, ya que la edad media es muy baja. Todo indica que las nuevas incorporaciones de la cantera están respondiendo a un buen nivel junto al bloque de años anteriores, y a falta de tres meses para el comienzo de la competición oficial, la trainera transmite buenas vibraciones.

La siguiente cita del bote femenino va a ser el campeonato de larga distancia que sedisputará en las aguas alavesas de Legutiano este mismo domingo. Y a finales de mes, exactamente el día 30, también acudirán los dos botes de Hibaika a aguas pasaitarras, donde se disputará el descenso organizado por el club Sampedrotarra.