Talleres, poemas y Esne Beltza para seguir en la cresta de la ola

Niños y mayores pudieron disfrutar con el taller de circo, la música y la poesía en una segunda jornada repleta de actividades. / FOTOS ARIZMENDI
Niños y mayores pudieron disfrutar con el taller de circo, la música y la poesía en una segunda jornada repleta de actividades. / FOTOS ARIZMENDI

La segunda jornada del festival Atlantikaldia estuvo marcada por el gran ambiente que se respiraba en las calles y la participación en familia

M.P. ERRENTERIA.

La llegada del fin de semana trajo consigo que multitud de familias salieran a la calle a disfrutar del festival Atlantikaldia, que sigue llenando las calles de actividades y de un ambiente musical de una calidad envidiable.

Durante toda la tarde, cualquier persona que paseara por los alrededores del Panier -apodado Kalekaia para estos días-, se quedaba echando un vistazo a cómo los más jóvenes daban rienda suelta a sus dotes artísticas iniciándose en el mundo del graffiti y de la música electrónica -siempre guiados por grafitteros y DJ´s experimentados-. Al otro lado del río, niños y mayores pudieron comprobar más de cerca cómo es la vida en un circo, gracias a un taller repleto de juegos. Lo cierto es que a más de uno no se le daba nada mal. A pocos metros podía uno darse de bruces con un recital de poemas de Kavafis y Safo de Lesbos y aprender de maestros que llevan muchísimos años de ventaja en su lucha por la expresión en igualdad. Es lo bonito de este festival, que en poco espacio se puede encontrar una oferta pedagógica muy diversa.

Sin duda, uno de los conciertos más esperados por los asistentes a esta edición era Esne Beltza, y con razón. Poco después de las diez y media de la noche daba comienzo en el escenario Itsasargi Nagusia uno de esos conciertos que se pueden calificar como fiesta. Los autores de 'Gogoak' dieron la bienvenida al domingo en un ambiente muy circense, invitando al escenario a un gran número de artistas, muchos de los cuales habían actuado estos días en el festival. Y es que la música colaborativa suena mucho mejor cuando los acompañantes son Flavio Bantérla, La Basu y 47Soul, entre otros. Tras el concierto, Esne Beltza no se marchó del todo ya que uno de sus integrantes, Zigor -DZ Dj-, amenizó un rato más la noche a los asistentes junto a DJ Gatxet.

 

Fotos

Vídeos