Un regalo para Olentzero

Los alumnos del CIP de Errenteria junto al decorado que han realizado para el Olentzero de Lau Haizetara. / FOTOS: ARIZMENDI
Los alumnos del CIP de Errenteria junto al decorado que han realizado para el Olentzero de Lau Haizetara. / FOTOS: ARIZMENDI

Varios alumnos del CIP de Errenteria han colaborado durante este curso en la creación de un decorado para el popular carbonero y Mari Domingi |

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Diciembre ha llegado y la cercanía de las navidades es cada vez más evidente. Las luces ornamentales ya están colocadas y comenzarán a brillar de un momento a otro, dando prueba de que el municipio se está preparando para la inminente llegada del Olentzero y Mari Domingi.

Ellos también se están preparando para tan especiales fechas. «Olentzero lleva su ropa de trabajo hasta el día 23, que es cuando baja al municipio. En ese momento se cambia y va como un pincel», recuerda Xixilio Maritxalar, presidente de Lau Haizetara. Es el incansable trabajo que está asociación realiza año tras año el que hace que tanto Olentzero como Mari Domingi -que también se quita las abarcas y se pone sus mejores zapatos- tengan un recibimiento cada vez más especial por parte de los niños.

«Empezamos a preparar la llegada de Olentzero hacia 2003. Al principio le recibíamos el día 24, pero para no coincidir con otros eventos, posteriormente decidimos cambiarla al 23 y, desde entonces, es una cita muy importante para cada vez más niños», explica Maritxalar. Lo cierto es que tanto el recorrido que se realiza por el pueblo, como la recogida de cartas en la Herriko plaza, son cada vez más multitudinarios.

Este año su estancia en la plaza será todavía más especial si cabe. Los alumnos del CIP de Errenteria, que ya colaboraron en la creación de los árboles que adornaban el decorado del año pasado, se han superado en esta ocasión. Guiados por el profesor de carpintería y escultor Unai Cuadrado, los alumnos de este CIP han desarrollando un proyecto muy especial: una cocina y salón para que Olentzero y Mari Domingi se sientan como en casa. Todo ello ha sido tallado y trabajado en madera, y los materiales utilizados se han obtenido con la ayuda del Ayuntamiento. Trabajando junto a Lau Haizetara en el proyecto del año pasado, Cuadrado vio «una muy buena oportunidad para que los chavales colaboraran en una experiencia diferente y bonita», por lo que decidieron volver a colaborar. «Al principio, los alumnos no estaban muy receptivos con la idea, pero según iban avanzando en el proyecto se iban motivando más y más hasta tal punto que han sido ellos mismos los que han ido proponiendo añadir ciertos detalles y matices», explicaba Cuadrado. Este trabajo en equipo ha dado como fruto una escena que mostrará un acogedor salón con chimenea y varias ventanas, en la que también podrán apreciarse adornos como una pala que cuenta con un lauburu tallado o los definidos acabados de los marcos.

Últimos retoques

El decorado todavía no está del todo terminado, ya que quedan los últimos retoques antes de que sea instalado en la Herriko plaza el próximo día 23, pero desde Lau Haizetara ya se muestran «encantados» con el resultado tras ir viendo «la evolución semana a semana».

Olentzero y Mari Domingi tendrán de esta manera el recibimiento que se merecen, aunque en tan acogedor decorado es posible que los visitantes se quieran quedar. «Ese día hay que tener en cuenta que habrá mucha gente entregando las cartas, así que el riesgo está en que hasta los adultos quieran subir a hacerse la foto», reflexionan Maritxalar y Cuadrado entre risas. En cualquier caso, lo que es seguro es que estas navidades nadie se quedará sin regalo, ni los niños ni los adultos, ni si quiera Olentzero y Mari Domingi, que, con la ayuda del CIP de Errenteria, también recibirán el suyo.

 

Fotos

Vídeos