«Queremos dar la vuelta a la situación de parálisis que vive Errenteria»

Peña presentó ayer el programa junto a su equipo en el Alto de Kaputxinos. / ARIZMENDI
Peña presentó ayer el programa junto a su equipo en el Alto de Kaputxinos. / ARIZMENDI

La candidata del PNV Maite Peña presentó un proyecto «ambicioso pero realista» de cara a las elecciones del día 26

M.P. ERRENTERIA.

«Queremos dar la vuelta a la situación de parálisis que vive Errenteria». Así lo señaló la candidata del PNV a la alcaldía de Errenteria durante la rueda de prensa realizada ayer en el barrio errenteriarra de Kaputxinos para presentar junto a su equipo las líneas generales del programa electoral con el que concurrirán a las elecciones municipales del 26 de mayo.

«Queremos una Errenteria fuerte, económica y socialmente», indicó la candidata jeltzale, al tiempo que consideró que un municipio se construye «de manera colectiva, escuchando activamente a la ciudadanía, porque todos somos y hacemos Errenteria, una Errenteria más segura y cómoda, más vital e igualitaria y con mayor bienestar». Para ello, añadió que el PNV de Errenteria tiene un proyecto «tan ambicioso como realista» basado en dos ejes: la reactivación económica y la protección social. Sin embargo, advirtió que «solo» trabajando ambas áreas se conseguirá que «la calidad de vida de los vecinos mejore sustancialmente». En su intervención, Peña recordó que en Errenteria siempre ha habido «una alternancia» en el gobierno entre la izquierda abertzale y el PSE, pero objetó que «ninguno de los dos ha sido capaz de asumir el liderazgo y colocar a Errenteria en el lugar que se merece. Por eso ya es hora de dar el testigo a un partido que sea capaz de asumir ese liderazgo».

Tras agradecer a «las muchas personas» que han aportado sus preocupaciones e iniciativas a través del proceso participativo Zure Errenteria, Peña detalló algunos de los proyectos y mejoras -5 ejes, con 30 líneas de actuación y 72 propuestas concretas- que conforman el programa y que «no son meras ideas, sino proyectos concretos que se pueden materializar».

Ocho pinceladas

Según indicó la candidata jeltzale, mejorar la seguridad ha sido uno de «los aspectos más destacados». En este aspecto, la propuesta del PNV consiste en «planes de choque» a corto plazo para cada «zona conflictiva» y medidas a medio y largo plazo destinadas a aumentar «tanto la seguridad como la sensación de seguridad».

Peña también resaltó la necesidad de «seguir avanzando en convivencia», recordando que hasta ahora se ha «recorrido un camino ejemplar y se ha trabajado entre todos los partidos de forma discreta y llegando a acuerdos para recuperarla». Si bien considera que dicho avance es «muy positivo», añadió que hay «que seguir trabajando para afianzar la cultura democrática».

«Generar economía»

Uno de los puntos en los que más hincapié hizo la candidata es en reactivar la economía. «Me produce tristeza pasear por el pueblo y ver que cada vez hay más locales vacíos y menos actividad empresarial», explicó Peña. Para ello, anunció un «plan de choque» para reactivar económicamente el municipio. Eso «va desde el mayor fomento del turismo a medidas para fortalecer el comercio, pasando por la colaboración con Tknika y Don Bosco, para aumentar las oportunidades de empleo de jóvenes del municipio. Valiéndonos del conocimiento de dichos centros impulsaremos estudios dirigidos a la industria tecnológica y ofreceremos ayudas ya asesoramiento para crear empresas de dicho sector en cooperación con el Gobierno Vasco y la Diputación», explicó la candidata.

Asimismo, los jeltzales proponen medidas para aprovechar tanto el primer sector como motor económico, y también la cultura, «siguiendo modelos de ciudades que apuestan por la cultura como motor económico», avanzó Peña al tiempo que hizo hincapié en el plan de empleo que pondrán en marcha para que «personas con mayores dificultades puedan formarse y acceder al mercado laboral».

En cuanto a protección social, Peña recordó que la promoción económica del PNV va «siempre ligada a ello» y con ese objetivo afirmó que quieren «generar economía para que las personas tengan más oportunidades y segundo, para que el Ayuntamiento disponga de recursos para ayudar a aquellas personas que más lo necesitan».

Otro de los retos del programa jeltzale es «hacer frente al envejecimiento de la sociedad» para lo que proponen «mejorar la asistencia domiciliaria, crear apartamentos tutelados, ampliar la atención diurna, promover un envejecimiento activo, instalar detectores de humo en domicilios, programas contra la soledad, observatorio de la tercera edad, etc. ».

La intención de Peña es también «revitalizar los barrios, los grandes olvidados». Para ello, los jeltzales proponen realizar «un plan integral para recuperar y mantener la vida de los barrios, identificando las necesidades a través de estudios socio-urbanísticos y aplicar medidas que se extraigan de los mismos». Peña considera «prioritario» mantener y recuperar el «comercio básico en los barrios para garantizar sus servicios para garantizar sus servicios y mejorar la «accesibilidad y la limpieza».

El euskera es también uno de los ejes del programa del PNV. En este ámbito, los jeltzales proponen «trabajar de forma transversal y ofrecer ayudas y cursos específicos dirigidos a colectivos como comercio, hostelería y personas migrantes».

Por último, la candidata a alcaldesa subrayó que el tráfico y el aparcamiento «son un caos». Por eso además de realizar un estudio de las necesidades «barrio a barrio», los jeltzales proponen la creación de «un parking subterráneo en la Alameda y una nueva regulación para la rotonda de Alaberga», para lo que proponen ampliar «la parada de autobús de Iztieta» y una nueva regulación de «todas las entradas y salidas del municipio».