El puesto de comercio justo de Telleri-Alde regresa por undécimo año

El puesto de Telleri-Alde se ha venido instalando durante los últimos diez años. /  ARIZMENDI
El puesto de Telleri-Alde se ha venido instalando durante los últimos diez años. / ARIZMENDI

Durante dos sábados al mes, la ONGD Corazonistas volverá a instalar un punto de venta de productos en Niessen

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Con el comienzo del nuevo curso bastante establecido ya, la ONGD Corazonistas de Telleri-Alde volverá a instalar un punto venta de productos de comercio justo en la entrada de la plaza Xabier Olaskoaga desde la calle Biteri.

Todas las personas que quieran colaborar podrán acercarse a partir de mañana y el horario será de 10.30 a 13.30 horas. No será la última vez que se instale este puesto , ya que está previsto que se pueda visitar dos sábados de cada mes.

De esta manera, los organizadores quieren «seguir animando a continuar con la inquietud hacia un consumo responsable». Productos como café, azúcar, mermeladas, cuscús, chocolates o galletas, entre otros, se pueden adquirir comercializados bajo criterios de comercio justo, lo que supone que los productores locales trabajen en condiciones dignas, se deja a un lado la explotación infantil y se respeta el medio ambiente.

Los responsables de este puesto, que se ha venido colocando durante los últimos 10 años en la entrada a la plaza errenteriarra, se muestran «contentos» por cómo ha ido durante todo este tiempo, pues la «respuesta de las personas que se están acostumbrando a comprar estos productos ha sido buena», explican.

Asimismo, desde la Fundación Corazonistas aseguran que «todavía queda mucho camino para que las personas sean conscientes de que es importante saber cómo y quiénes han producido los productos que compramos, para que no seamos partícipes de problemas como la explotación infantil o los daños que puedan surgir durante la elaboración y que afectan gravemente al ecosistema».

Comercio realmente justo

Este tipo de comercio contribuye a la erradicación de la pobreza actuando como herramienta de cooperación al desarrollo. Aproximadamente 2.700 millones de personas viven con menos de 1,5 euros al día. El comercio justo contribuye a que cerca de 5 millones de personas tengan una vida digna. El inicio del proceso comienza en las comunidades más desfavorecidas, especialmente en el hemisferio sur, en donde los y las productoras se coordinan democráticamente en organizaciones. El comercio justo trabaja por la dignificación y reconocimiento de su esfuerzo. En esta cadena, denominada 'cadena justa', en los países del norte las organizaciones importadoras compran artículos a los grupos productores. Por ellos pagan un precio establecido de común acuerdo y financian, por adelantado, lo que les permite vivir dignamente.

La ONGD de la Fundación Corazonistas lleva tiempo comprometida en la lucha contra las causas estructurales de la pobreza y en la promoción de las personas y su entorno, especialmente de los colectivos desfavorecidos. La fundación centra sus actividades en el campo de la educación, la sensibilización y la cooperación internacional para el desarrollo. Para ello, realizan actividades como el citado puesto, en el que tanto alumnado como profesorado del colegio Telleri-Alde serán los encargados de atender, de manera totalmente voluntaria, a todas las personas que por allí se acerquen en el horario estipulado.

 

Fotos

Vídeos