El PNV ha presentado sus aportaciones para las ordenanzas fiscales de 2020

La agrupación municipal de EAJ-PNV con representación en el Ayuntamiento de Errenteria. / ARIZMENDI
La agrupación municipal de EAJ-PNV con representación en el Ayuntamiento de Errenteria. / ARIZMENDI

Tienen como objetivo, entre otros, la protección del medioambiente y la movilización de la vivienda vacía

MIKEL PÉREZERRENTERIA.

Tras estudiar la propuesta de modificación de las ordenanzas fiscales para 2020 en la que se encuentra trabajando el equipo de Gobierno, EAJ-PNV de Errenteria ha presentado sus aportaciones y reflexiones sobre la misma a través de un comunicado.

En este sentido, la propuesta de los jeltzales sigue la senda de las que presentaron el año pasado, ya que , según han indicado «siguen vigentes los mismos objetivos y las mismas necesidades». En la propuesta de ordenanzas fiscales presentada por el Equipo de Gobierno se propone, salvo alguna excepción, una subida del 0,6% (IPC), pero se contempla subir un 2% la tasa de recogida de residuos y un 2,5% la de agua y alcantarillado, por lo que EAJ-PNV propone «exenciones en las mismas» para las rentas más bajas. Además de estas, EAJ-PNV ha propuesto diferentes bonificaciones «encaminadas a impulsar, por ejemplo, la protección del medioambiente o la movilización de las viviendas vacía», han explicado.

Adicionalmente, en su comunicado afirman que estos últimos años «algunas tasas han sufrido unos incrementos considerables». La tasa de recogida de residuos, por ejemplo, «se incrementó un 21% hace tres años, hace dos años subió otro 2% y el pasado año un 1%». A su vez, la tasa de agua y alcantarillado no ha sufrido unos incrementos tan importantes, pero, según indican los jeltzales, «ha subido por encima del resto de impuestos y tasas». A esto habría que añadirle que «este año se prevé incrementar la tasa de recogida de residuos otro 2% y la de suministro de agua y alcantarillado un 2,5%», por lo que su afección en las economías más frágiles «es cada vez mayor». Por este motivo, EAJ-PNV ha propuesto «exenciones en ambas tasas en función del número de miembros de la unidad convivencial y sus ingresos».

Vehículos familiares

Por otra parte, en el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica los jeltzales piden que se aplique la bonificación de «hasta el 50% a familias numerosa, está también en función del número de miembros y sus ingresos, habida cuenta que, en muchas ocasiones, las necesidades de este tipo de familias hacen que tengan que adquirir un tipo de vehículo cuyas características encarecen los impuestos».

Entre las bonificaciones que tienen como objetivo impulsar el cuidado del medioambiente, los jeltzales proponen «una bonificación a vehículos híbridos del 75% y una del 95% a vehículos eléctricos», en ambos casos durante 5 años, ya que, «como recogimos en nuestro programa, apostamos por una movilidad eléctrica» han indicado los jeltzales. A su vez, también proponen «aumentar la bonificación a quienes participan activamente en el programa del quinto contenedor de un 25% a un 30%», con el objetivo de «promover su uso».

Asimismo, para tratar de movilizar las viviendas vacías al mercado del alquiler protegido, los jeltzales vuelven a reclamar «una bonificación del 50% en el IBI» para las viviendas que entren en el programa Bizigune, ya que, «aunque el Ayuntamiento ha firmado este año un convenio de colaboración con Alokabide para movilizar las viviendas vacías, un convenio que llevaba solicitando nuestro grupo desde hace años, no han incluido ninguna medida fiscal que bonifique estos casos» han apuntado los jeltzales.

Por último, EAJ-PNV propone «una bonificación del 95% en el impuesto sobre las obras derivadas de las ITEs que sean para mejorar la accesibilidad, la habitabilidad o la eficiencia energética, así como una bonificación del 75% en rehabilitación de fachadas en el casco antiguo».

Los jeltzales han recalcado que todas estas propuestas son «totalmente materializables y razonables» y que han decidido reafirmarse en las mismas, «en pos del beneficio de los errenteriarras y con la intención de que se incluyan en las ordenanzas fiscales de 2020».