«La patrulla unitaria no beneficia y puede ocasionar muchos peligros»

Miembros sindicales de la Policía Local errenteriarra hablan de «deficiencias» existentes en el sistema instaurado en el cuerpo

M.P. ERRENTERIA.

Debido a los últimos sucesos vinculados con la violencia en las calles, la ciudadanía se está movilizando en concentraciones como la del pasado domingo. La seguridad o la falta de ella es, sin duda, una de las cuestiones que más preocupa a los vecinos, y a ella está vinculada la labor de la Policía Local, cuyos trabajadores han querido aclarar diferentes aspectos a través de la sección sindical de Comisiones Obreras del Ayuntamiento de Errenteria.

Para ellos la solución pasaría por rediseñar el departamento para que pueda atender a las necesidades reales de la ciudadanía y para lograrlo «hace falta un Plan de seguridad local que permita al gobernante y a la jefatura del cuerpo conocer cuáles son esas necesidades en cada momento, aprobar e implementar las actuaciones necesarias utilizando para ello los recursos personales y materiales para conseguirlas». Y es que el fin del departamento debe ser «solucionar los problemas existentes y no la existencia en sí de un determinado modo policial o subdepartamento. El equipo de gobierno ha sacralizado su modelo policial y su apuesta por la 'auzozaina' olvidándose de la realidad. En realidad, detrás de todo esto hay un problema conceptual».

Desde el sindicato aseguran que «con la excusa de la policía de barrio se ha instaurado un modelo policial en el que todos hacemos de todo pero patrullando de forma unitaria, sin que se pueda decir que el planteamiento de la policía de barrio haya llegado siquiera a ponerse en marcha y ello pese al esfuerzo del equipo de gobierno y jefatura del cuerpo en pedir informes de actuaciones a los integrantes del grupo para justificar lo injustificable», habiendo servido esto, además, «para desmantelar el departamento de seguridad de la Policía Local, incapaz de funcionar en condiciones con los grupos tan mermados ni atender respuestas con una patrulla unipersonal, lo que, si cabe, ha vuelto ha empeorar recientemente al tenernos que hacer cargo además de los servicios de OTA y grúa».

Preguntados por el modelo de patrulla unitaria, expresan que el planteamiento de la totalidad de la plantilla y sindicatos es «el uso de la patrulla binaria como forma de patrullaje estandarizado por motivos evidentes de imagen, y sobre todo, de seguridad propia y de la ciudadanía». A su vez, afirman que «la patrulla unitaria no beneficia en nada y, efectivamente, puede ocasionar muchos peligros. Los únicos beneficios son a nivel de confección de estadísticas y para dar una imagen de mayor presencia en barrios los días de labor. Estos no son beneficios reales, son beneficios que llevan aparejada la inseguridad. ¿Alguien piensa de verdad que un policía en solitario puede intervenir igual en un conflicto o en un accidente?», se preguntan.

Asimismo, desde Comisiones Obreras y la plantilla de la Policía Local también proponen restituir el número de efectivos de los grupos a un mínimo de 12 miembros para que puedan trabajar de forma «efectiva» y establecer la patrulla binaria como forma de trabajo mínima estandarizada para poder garantizar la seguridad tanto de los trabajadores como de los ciudadanos, además de dar mayor autonomía a los jefes de servicio para que puedan adecuar la organización de los medios humanos y materiales a las necesidades que pueda haber en cada momento.

A su vez, han indicado que hoy en día existe casi un 20% de la plantilla sin cubrir y que «si se cubrieran estas vacantes y se aumentaran los efectivos en los grupos», se podrían aplicar las medidas reivindicadas.

Ante la pregunta de si han planteado estos cambios en el consistorio, han afirmado haberlo hecho obteniendo dos tipos de respuesta, «en ocasiones han respondido no, y en otras ocasiones se ha obtenido el silencio».

Los miembros de la Policía Local lamentan que el consistorio y el propio departamento «están enrocados y niegan cualquier problema, incluidos los que afectan a la seguridad de la ciudadanía».