Un nuevo sistema de detección de matrículas controlará la circulación en zonas peatonales

Los bolardos dirán adiós a las calles errenteriarras./ARIZMENDI
Los bolardos dirán adiós a las calles errenteriarras. / ARIZMENDI

Conocido como LPR, ya se encuentra en funcionamiento en el barrio de Gaztaño y se prevé que se extienda a cinco zonas más

MIKEL PÉREZERRENTERIA.

El Ayuntamiento de Errenteria ha anunciado que el control de circulación de vehículos por zonas peatonales comenzará a realizarse a través de un nuevo sistema -conocido como LPR- que se basa en la detección de matrículas.

Este método permite identificar, mediante un software, las matrículas de todos los vehículos que circulen por la vía regulada y detectar las que no estén autorizadas. De hecho, este nuevo sistema ya ha sido instaurado en diferentes puntos de Errenteria y, por ejemplo, ya está en marcha en Gaztaño, (en el tramo que va desde la calle Altxu a Gaztaño) y solamente el autobús y los servicios de emergencias tendrán autorización para acceder al barrio desde ese punto. Así, según indican desde el consistorio, a partir del lunes 26 de agosto se multará a quien acceda sin autorización. Además, en el caso de Gaztaño se habilitará el paso de la nueva línea de autobús del barrio desde la calle Altxu, para lo cual se sustituye el bolardo fijo existente con el sistema LPR.

Adiós a pilonas y bolardos

Asimismo, desde el Ayuntamiento afirman que tras analizar esta primera experiencia, el nuevo sistema de control se pondrá en funcionamiento en los siguientes puntos sustituyendo las pilonas hidráulicas: calle Biteri, calle Biteri txiki , calle Fernández de Landa, calle Hondarribia (barrio de Iztieta) y caserío Arkiri (Zona San Markos).

Con la implantación del sistema LPR se pretende eliminar las pilonas automáticas que limitan la circulación, ya que tienen un elevado coste de mantenimiento, tanto porque van envejeciendo, como por las numerosas averías por golpes, que, además, causan daños a los vehículos.