Masiva participación en la jornada deportiva pro Juneren Hegoak

El rocódromo fue una de las principales atracciones./FOTOS ARIZMENDI
El rocódromo fue una de las principales atracciones. / FOTOS ARIZMENDI

Se celebró ayer durante todo el día, por la mañana en el patio cubierto del colegio Koldo Mitxelena y por la tarde en la Plaza Lehendakari Agirre

LUISMA RODRÍGUEZERRENTERIA.

La jornada solidaria deportiva en pro de la asociación de Errenteria Juneren Hegoak registró ayer una participación masiva. Los errenteriarras se volcaron en las numerosas actividades de la jornada, tanto en las matinales celebradas en el patio del colegio Koldo Mitxelena, como en las de la tarde en la Alameda de Gamon.

El pistoletazo de salida fue a las 11 del mediodía en el patio Koldo Mitxelena con torneos 3x3 de baloncesto y uno de balonmano y que contaron con la colaboración de varios clubes deportivos de la villa. Como complemento a los partidos citados, también se instaló un rocódromo en una de las esquinas del patio, que fue la principal atracción para muchos niños que se animaron a utilizarlo atendidos por voluntarios que les explicaban cómo escalar.

Las dudas que podía haber ante el sirimiri que cayó en varios momentos de la mañana y de que la climatología pudiera condicionar la programación de la tarde -íntegramente al aire libre en la plaza Lehendakari Agirre-, quedaron pronto disipadas por la organización. Alazne Mendikute, de Juneren Hegoak, señaló que el programa vespertino se iba a mantener sin variaciones a pesar de las posibles precipitaciones.

De esta manera, por la tarde se pudo asistir al 'Tximeleta Triatloia', una actividad dividida en tres partes: ergómetro, pedaleo en bicicleta estática y un circuito de obstáculos. A media tarde tuvo lugar una exhibición de zumba y a las 19 horas arrancó el plato fuerte de la fiesta, que consistía en la I Carrera Solidaria Juneren Hegoak, en la que primero salieron los niños y niñas hasta 14 años que, junto a un adulto, recorrieron un kilómetro, y seguidamente fue el turno de los mayores, en dos circuitos: uno de 5 km y otro de 7,5 km. Los que no pudieron o quisieron correr, también pudieron participar mediante la adquisición de un dorsal solidario. La fiesta acabó con unos estiramientos dentro de la exhibición de Zumba.

Los organizadores destacaron la importancia de esta gran participación, puesto que «todo lo recaudado será destinado a nuestras familias y ellas lo necesitan. Da igual el tiempo que haga, tenemos que estar y participar».

Cabe recordar que la misión de Juneren Hegoak es la de «generar una red de apoyo para las familias de Gipuzkoa que están en situación de vulnerabilidad debido a que están viviendo la experiencia de enfermedades de niños o niñas y, por tanto, quiere colaborar con ellas para hacer frente a dicha vivencia, ya sea de enfermedad o duelo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos