Unas Madalenas multitudinarias

Decenas de personas, sobre todo niñas y niños, esperan el momento de despedirse de Xanti y Maialen hasta el próximo año. / ARIZMENDI
Decenas de personas, sobre todo niñas y niños, esperan el momento de despedirse de Xanti y Maialen hasta el próximo año. / ARIZMENDI

Las fiestas terminan con un balance positivo en el que destacan el gran ambiente en las calles y el buen tiempo |

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Un año más los vecinos y vecinas de Errenteria tuvieron que decir adiós a sus amadas Madalenas. Unas fiestas que poco a poco van recuperando sensaciones de antaño. Y es que todo guipuzcoano que se precie tiene que tener una noche por la Biteri grabada en la memoria.

Como tampoco se olvidaran las últimas horas de celebraciones acontecidas en la Villa. La gente comenzó a llenar las calles del pueblo sobre las seis de la tarde con la intención de disfrutar de l desfile de carnaval que la gente de Furius había preparado para la ocasión. Nadie se imaginó lo que vendría después: las galletas tomaron la calle capitaneadas por Triki, más conocido como el Monstruo de las Galletas. Tras el empacho de galletas, muchos errenteriarras optaron por dejarse llevar por la música de Maider Zabalegi, acompañada por un grupo de músicos que bien merecía la pena escuchar en directo. Otros se dejaron llevar por los más jóvenes, o también por su espíritu infantil e inundaron la Herriko Plaza para despedir a Xanti y Maialen. Costaba distinguir si se trataba de una despedida o del propio chupinazo, ya que la cantidad de público y el jolgorio que se respiraba eran casi como el del primer día. Xanti y Maialen danzaron y finalmente se dieron un 'muxu»'para decirse adiós hasta el año que viene. Tras ello, los integrantes de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos recibieron el aplauso y el calor de todos los allí presentes demostrando un año más, la pasión y dedicación que derrochan.

Ya por la noche, mientras la gente paseaba por los puestos en busca de gangas de última hora, la Banda de Música de la Asociación de Cultura Musical de Errenteria afinaba sus instrumentos. Un poco antes de las diez y media salían al escenario los músicos que harían cantar y bailar a todo un pueblo. Una de las novedades de este año, resultó ser la presencia de Pirata Piratobich - conocido nacionalmente estos últimos meses por su participación en el programa Late Motiv de Buenafuente- como vocalista. De su voz, y acompañado siempre por la banda, pudimos escuchar éxitos como 'Yesterday', 'La chica Yeye' o 'Highway to Hell' de AC/DC sin dejarse en el tintero clásicos de nuestra música como Aitormena o Ilargia. También las versiones instrumentales tuvieron protagonismo en momentos puntuales con un medley de Abba o con The Final Countdown de Eurpe, momento en el que el pueblo estuvo a punto de venirse abajo. Antes de finalizar, un recuerdo al Touring con la interpretación de su himno.

La fiestas finalizaron tras acompañar musicalmente al toro de fuego, en cuanto la banda se dispuso a interpretar el tema del Centenario. La gente que se reunía en la Alamedase fue marchando, alegre, porque en sus mentes aparecía la idea de que el año que viene volverán a reunirse allí. Pocas horas después, la Avenida de Navarra recibía de nuevo al tráfico y la normalidad se extendió por las calles del centro.

Gran variedad de actividades

El programa de Madalenak de este año ha resultado ser muy variopinto. Los conciertos de Doctor Deseo o O´funkillo han otorgado un plus diferencial a la oferta musical de las fiestas. Los eventos más clásicos como las procesiones o las Dianas han seguido teniendo muchísima asistencia, de hecho, la Diana del domingo es una de las multitudinarias que se recuerdan.

La danza y el baile han seguido creciendo en adeptos y cada vez más estilos se han unido al programa: baile moderno, euskal dantzak, cumbia, flamenco, sevillanas, etc.

Las fiestas finalizaron con la interpretación de 'El Centenario' y el toro de fuego

La normalidad se extiende por las calles y la Avenida de Navarra recupera el tráfico

La Diana del domingo es una de las más multitudinarias que se recuerdan

Tampoco las niñas y niños que han acudido a Madalenas se han podido quejar, y es que por las calles de Errenteria hemos visto pasar magos, payasos, tamborradas e incluso galletas andantes. Tampoco les ha n faltado actividades deportivas como el Haur Krosa o la Yinkana, sin dejar de mencionar el concurso de pesca en el río Oiartzun.

La literatura y el arte en euskera también han tenido cabida: los Madalen Sariak cada año aumentan más en participación, y además, la gala de entrega de premios se ha convertido en una cita ineludible con actuaciones incluidas (El dueto Oihulari Klown robó el corazón de los asistentes). También se ha potenciado el teatro en la calle, con propuestas como la de la obra 'Babo Royal' de Gansco & Cia.

Pero lo más destacado de las fiestas ha sido el comportamiento de las y los errenteriarras. El ambiente en las calles ha sido óptimo tanto de día como de noche y las cuadrillas y familias han podido disfrutar de las fiestas sin mayor problema que las aglomeraciones puntuales.

A partir de ahora solo queda intentar volver a la rutina, disfrutar de las vacaciones y del verano, pero siempre con una objetivo claro en el horizonte: volver a preparar, más pronto que tarde, las siguientes Madalenas.

Y es que Errenteria volverá a entonar el 'txunpa txunpa' en menos de un año.

Temas

Jaiak
 

Fotos

Vídeos