Legorburu vence en dos certámenes de cartas de amor en euskera

M.P.

Con motivo del día de San Valentín, el pasado fin de semana se dieron a conocer los ganadores de los dos certámenes más prestigiosos de cartas de amor en euskera, donde Iñigo Legorburu se ha proclamado ganador en ambos.

Por un lado, el palacio Irizar de Bergara, acogió la lectura de las cartas ganadoras de los premiados. Legorburu se proclamaba ganador con su carta 'Ameriketatik', escrita de la mano de Anjelita Kerejeta, que fue esposa del cantautor urretxuarra Joxe Mari Iparragirre. En la misiva, basada en hechos reales ocurridos en el siglo XIX, Anjelita desvela que el bardo la ha abandonado dejándola a cargo de 9 hijos en tierras uruguayas, mientras Iparragirre ha vuelto a tierras vascas. Entre un tono jocoso, poético y dramático, se desarrolla la carta de Legorburu que obtuvo el beneplácito del jurado y los 500 euros de premio en metálico. El segundo puesto fue para la lasartearra Ane Labaka, que escribió una carta sobre una mujer adulta a la que le ha sobrevenido la menopausia. Por ello, obtuvo los 250 euros del premio.

El autor se mostraba «muy feliz por haber ganado, ya que era un certamen al que le tenía ganas. Había quedado en segunda posición en los años 2014 y 2017 y tenía ganas de ganarlo. Además, que entre un total de 91 cartas presentadas al concurso, elijan la tuya como la mejor es motivo de orgullo y satisfacción».

También en Barakaldo

Por otro lado, en el Centro Cívico Cruces se daban a conocer los galardonados del certamen 'Bihotzaren hitzak 2019' en el que Legorburu volvió a ganar con la carta firmada por 'Sorgintxulo baserriko Joxepa' donde una mujer presa en la conocida cárcel de Saturrarán de Mutriku durante la guerra, escribe una carta de amor a otra persona. En este caso, en un magistral giro de guión, el lector conocerá al final de la misiva que la carta es para una de las monjas que custodiaban la cárcel. Entre estos, a priori, mundos paralelos; surgirá el amor.

El autor errenteriarra se mostró exultante en la entrega de premios e incidió que mediante esta carta «he querido dar un mensaje de esperanza porque incluso en los lugares más inhóspitos y duros como puede ser en una cárcel dentro de una guerra civil, puede nacer el amor».

Legorburu recibió los 350 euros y el diploma acreditativo del certamen.