Legorburu gana un certamen literario sobre el ajedrez en Olite

Su relato 'Babilonia' obtuvo el primer premio del II. Certamen literario de ajedrez educativo en la modalidad de euskera

M.P. ERRENTERIA.

Hace escasas fechas se daban a conocer los ganadores del II Certamen literario de ajedrez educativo organizado por la asociación Adadae, donde Iñigo Legorburu ha obtenido el primer premio en la modalidad de euskera con su relato 'Babilonia'.

La ceremonia de entrega de premios tuvo lugar en el Palacio Príncipe Viana de Olite, dentro del evento Olite Chess 2018 que Adadae (Asociación de amigos de ajedrez educativo) organizaba y que contó con la presencia de personalidades como la consejera de educación de Navarra María Solana.

Las bases del certamen literario exigían que en el relato presentado debía aparecer el juego del ajedrez, pero acompañado de alguna forma con una perspectiva histórica, filosófica, literaria etc. que enriqueciera dicho relato. Estas bases van de la mano de la asociación Adadae, que propugna un ajedrez fuera del ámbito deportivo o competitivo, el cual según su presidenta María de los Reyes Parejo y su segundo, el coordinador de la asociación Julián Pérez apuntan «sirva como herramienta educativa, y ayude al desarrollo cognitivo y emocional de las personas; mediante una metodología moderna».

En su relato en euskera 'Babilonia' de tintes históricos, Legorburu sitúa la acción en el batallón de trabajadores que en tiempos del franquismo trabajó en Aritxulegi y Aiako Harriak, «donde les hicieron trabajar y trabajar sin cesar como esclavos, construyendo caminos y túneles en interminables jornadas de sol a sol. Casi todos pertenecían al bando perdedor de la república, por lo que los soldados franquistas se cebaron con este grupo de trabajadores durante unos cuantos años. Algunos murieron durante la condena, otros fueron fusilados por intento de fuga pero otros se salvaron cuando los batallones de trabajadores tocaron a su fin».

El batallón de Oarsoaldea se llamaba Babilonia, y partiendo de ese detalle, el autor escribe un relato a caballo entre la realidad y ficción: uno de los trabajadores, retará al alto mando militar del batallón a una partida de ajedrez para conseguir mejorar su precaria situación y conseguir mejoras en el día a día.

En el certamen, ejercieron de jueces María Jesús Lázaro, Josune Etxezarreta y Sagrario Leoz. El premio de adultos en castellano fue para Juan Carlos Brusasca y el juvenil, para Mauricio Jarufe.

 

Fotos

Vídeos