Kireba y Miauka denuncian que el Ayuntamiento «no ha contestado» a sus tres recursos

M. P. ERRENTERIA.

Las entidades del servicio de recogida y cuidado de animales Kireba y Miauka han querido contestar al comunicado del Ayuntamiento de Errenteria publicado ayer en este periódico para denunciar que durante «todo» el proceso de licitación del servicio de recogida de animales de compañía, el consistorio «no ha contestado a ninguno a los tres recursos que se han presentado durante el proceso, algo que nos hace dudar de la futura imparcialidad técnica en la resolución de estos».

Ambas entidades quieren también «corregir» algunos de los datos publicados por el Ayuntamiento, recordando que «llevan encargándose de la recogida de animales de Errenteria desde 2014, ya que antes, desde 2011 hasta 2014, el Ayuntamiento funcionaba con una empresa de recogida por 9.000 euros anuales, con la que dejaron de trabajar no por decisión del consistorio, sino por que la empresa contratada fue cerrada por la fiscalía por maltrato animal».

Mejor valorada

De esos tres recursos, es la valoración técnica en la que más hincapie se ha hecho. «Pese a que nuestra propuesta está mejor valorada, consideramos que se incumplen diferentes puntos por parte de la otra propuesta, los cuales les dejarían fuera de concurso». Respecto a la valoración económica, defienden que «por algo menos de 200 euros, la oferta de Zaunk -la empresa adjudicataria actual- no llega a catalogarse como oferta temeraria por ser excesivamente baja».

Por otro lado, las entidades guipuzcoanas han criticado la «defensa de las virtudes de la empresa Zaunk llevada a cabo por el Ayuntamiento», justificando que su propuesta cuenta, entre otras cosas, «con la clínica Zamalbide (24h y en el propio pueblo, garantizando la atención inmediata), en lugar de un veterinario en Iurreta». A su vez, «desconfían» de que se vaya a actuar en 40 minutos, ya que «tanto en los pliegos como en la instrucción de la policía local pone 90 minutos y Iurreta está a 80 km y 58 minutos de Errenteria».

También han recordado que «según la instrucción de la policía local, la empresa se ha comprometido a traer a los animales a sus recintos y nunca a casa del propietario».

Por último, tanto Kireba como Miauka han remarcado que con estos recursos «no se quiere ganar algo perdido» sino «primar el bienestar animal».