Los jubilados y pensionistas volverán el lunes a concentrase por unas pensiones «dignas»

Una de las concentraciones convocadas por Duintasuna. /  ARIZMENDI
Una de las concentraciones convocadas por Duintasuna. / ARIZMENDI

Asimismo, recogerán firmas para llevar dos propuestas hasta el Parlamento Vasco

M.P. ERRENTERIA.

La Asociación de Jubilados y Pensionistas Duintasuna, ha convocado una concentración para el próximo lunes 5 de noviembre a las 11.00 horas, frente al Ayuntamiento de Errenteria.

El principal objetivo de los convocantes es «blindar las pensiones, recuperar lo perdido y revocar las reformas de 2011 y 2013, que son las causantes de las pensiones de miseria existentes». En la concentración, se aprovechará para recoger firmas de cara a entregar un documento al Parlamento Vasco, de manera que se puedan trasladar al Gobierno dos propuestas y las medidas correspondientes para hacerlas realidad.

La primera de ellas, trata de complementar las pensiones inferiores hasta la cantidad de 1.080 euros, por considerar que son «los ingresos mínimos que se necesitan para vivir con dignidad», tal y como declara la Carta Social Europea. En este sentido, desde Duintasuna han querido recordar que en Gipuzkoa «hay cerca de 4.000 pensionistas que cobran el coplemento a mínimos de las pensiones a través de la RGI», debido a que «su pensión es miserable y que no ha visto en ningún aumento, ya que este complemento ha sido absorvido por la subida».

La segunda propuesta que van a trasladar al Parlamento Vasco es la de «crear un organismo público en su ámbito propio, para la gestión integral de las pensiones, la protección social y la dependencia».

Objetivo, 1.080 euros

Asimismo, desde Duintasuna han querido recalcar que «sin salarios dignos no hay pensiones dignas», por lo que consideran que la mejor garantía de un sistema de pensiones es «que haya una política de empleo de calidad, que mejore los salarios y cree empleo, tanto en el sector público como en el privado».

Por último, han querido hacer un llamamiento a la población para que se una a las concentraciones y aporte su firma a las plataformas de pensionistas. «No estamos pidiendo imposibles, exigimos una pensión sucifiente -1080 euros en Euskadi- que permita a todas las personas acceder a unas condiciones de vida dignas», han concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos