Jubilados y pensionistas volverán a concentrarse el lunes ante el ayuntamiento

Miembros de Duintasuna en una concentración previa. /  ARIZMENDI
Miembros de Duintasuna en una concentración previa. / ARIZMENDI

A través de la asociación Duintasuna, reivindican, entre otras cosas, unas pensiones dignas y garantizadas y acabar con la brecha salarial

MIKEL PÉREZ ERRENTERIA.

Con motivo del Día Internacional de las Personas Mayores que se celebrará el lunes día 1, el colectivo de jubilados y pensionistas Duintasuna ha convocado una concentración a las 11 horas frente al Ayuntamiento de Errenteria.

Para la asociación, es importante continuar con la senda de la reivindicación. En uno de sus últimos comunicados emitidos, se han considerado optimistas con los avances logrados en los últimos meses. «Con las grandes manifestaciones de los meses atrás, se ha conseguido que aparezca el dinero, lo que nos da confianza en nuestras fuerzas y también en la razón que nos da la solidaridad para que la riqueza que existe se reditribuya con equidad y no haya nadie en riesgo de exclusión social», explicaban.

A su vez, desde Duintasuna han querido alertar de que lo conseguido «es solo un pequeño paso adelante, pues tenemos pendiente conseguir blindar las pensiones, recuperar lo perdido en todos estos años y tener como objetivo que no existan pensiones de miseria, consiguiendo llegar a esos 1.080 euros que la Carta Social Europea entiende como mínima para no estar por debajo del umbral de la pobreza en Euskal Herria».

Con esta intención, la asociación ha convocado una concentración el próximo lunes, día 1 de octubre. No se trata de un día al azar, puesto que se celebrará el Día Internacional de las Personas de Edad, designado como tal por la Asamblea General de las Naciones Unidas. En esta concentración, a la que se ha convocado a todos los vecinos afines a la causa, se buscará reivindicar una pensión mínima y garantizada de los ya mencionados 1.080 euros. Asimismo, se instará a las autoridades a mejorar la situación en el ámbito laboral, asumiendo unos salarios mínimos de 1.200 euros, anulando las reformas laborales y de las pensiones que según Duintasuna «han permitido la precariedad y los contratos basura», y por último, acabar con el factor de sostenibilidad y la brecha salarial existente entre las pensiones de mujeres y hombres.

Por otro lado, han querido recalcar algunos datos, como que en Gipuzkoa «existen cerca de 4.000 pensionistas que cobran el complemento a mínimos de las pensiones a través del RGI, y que no han visto ningún aumento, ya que este complemento lo absorve».

Otra de las grandes cuestiones puestas en duda por Duintasuna, ha sido la validez del Pacto de Toledo. Según palabras de la asociación se trata, junto al Gobierno central y el Parlamento, de «los principales causantes de la destrucción del sistema de reparto de las pensiones, cuyo acceso han dificultado a través de reformas». Por último, han queridolanzar un mensaje de disconformidad, «no se puede, ni vamos a aceptar que los gobiernos prioricen el rescate a la banca en vez de a la gente», concluían en su comunicado. Con la intención de que acuda la mayor cantidad de gente a la concentración, miembros de Duintasuna, recorrieron ayer las calles de Errenteria repartiendo los contenidos de sus reivindicaciones.

 

Fotos

Vídeos