Iñigo Legorburu, vencedor del IV Certamen literario de Cafés Gosoa

Mikel Alonso e Iñigo Legorburu posan con el relato./LEGORBURU
Mikel Alonso e Iñigo Legorburu posan con el relato. / LEGORBURU

El autor errenteriarra ganó, por segundo año consecutivo, su peso en café y la publicación de su relato

M.P.ERRENTERIA.

La pasada semana, con motivo del Día Internacional del Café, se dieron a conocer los ganadores del IV Certamen Literario de Cafés Gosoa, donde el errenteriarra Iñigo Legorburu se volvió a imponer en el apartado de euskera y de momento, ostenta un curioso récord en la breve vida del concurso: es el único escritor que ha sido galardonado dos veces. En su caso, además, dos veces seguidas, ya que en 2018 se impuso con el relato 'Berotegi efektua'.

Esta vez, su trabajo 'Bi hitz' ('Dos palabras') es el que ha obtenido el máximo reconocimiento del jurado. Este año, el tema sobre el que había que escribir consistía en 'Café y libros' y para ello, el autor construye una historia entre una madre y un hijo «lleno de recovecos y con alguna sorpresa final». En líneas generales, el autor apunta que «quería poner la lupa en la obsesión que tenemos los padres con los ritmos de nuestros hijos pequeños. Queremos que todo lo aprendan rápido y bien, y les exigimos mucho en poco tiempo en esta sociedad tan competitiva y brutal. Y por si fuera poco, todo el rato los estamos comparando los unos con los otros, cuando cada niño es único. Mi trama arranca con un niño de casi 8 años que todavía no es capaz de leer ninguna palabra, ante la preocupación de su madre; que se ve juzgada por su entorno por la tardanza del niño y otros motivos que se desvelan en el relato».

Su peso en café

En este pintoresco certamen, único en todo el estado por sus características, los ganadores obtienen su peso en café y la publicación de su relato en formato libro. Por lo tanto, Legorburu de nuevo ha obtenido los 86 kilos de café molido que otorga la empresa bilbaína, fundada en el año 1924 y con gran prestigio en el mundo cafetero, además de los 50 ejemplares con los que se va a su casa. Además de ello, los ganadores son agasajados con una suculenta comida en el Casco Viejo bilbaíno, donde los autores recogen los primeros ejemplares de la obra en mano.

Durante la comida, entre los comensales estuvieron algunos de los miembros del jurado del certamen, con los cuales departieron sobre literatura y cultura y ya a los postres, se hicieron las fotos de rigor y acto seguido, se celebró la entrega del diploma acreditativo. Todo ello, en un ambiente informal y cercano donde Legorburu reconoce que «nos hicieron sentirnos como en casa y nos mimaron a más no poder».

Por parte de la empresa estuvieron presentes la propietaria de la empresa Irune Goyenetxea, el asesor técnico Iñaki Santamaría y el director general Mikel Alonso. Concretamente, de manos de este último recibió Legorburu el premio. El otro ganador en castellano y autor del relato 'Luna color café', Juan Agustín Franco Martínez, natural de Cáceres, no pudo acercarse a por el premio por motivos laborales.

Desde la organización, prometieron que lucharán «por darle la visibilidad que se merecen a los dos relatos ganadores y como muestra de ello, repartiremos los libretos en puntos especializados relacionados con el café e intentaremos que se publique en revistas del sector. Queremos que la gente disfrute con la lectura, tal como lo hacemos nosotros».

Para acabar, el director Mikel Alonso dejó entrever que dentro de la quinta edición del certamen que se llevará a cabo en el 2020, se prevé «que marque un punto de inflexión, porque el certamen, afortunadamente ya se ha consolidado y queremos seguir creciendo. Vamos a intentar dar una sorpresa tanto a la ciudadanía como a los autores, pero para ello habrá que esperar al año que viene».

Mientras tanto, los ganadores del certamen tendrán el suministro de café asegurado durante un buen tiempo, para seguir escribiendo por las noches.