Ibai Maritxalar muestra un «colorido vacío» en su exposición 'Txakurrak euripean'

Decenas de familiares, amigos y aficionados a la pintura acudieron a la inauguración de la exposición en la sala Reina. /  FOTOS: ARIZMENDI
Decenas de familiares, amigos y aficionados a la pintura acudieron a la inauguración de la exposición en la sala Reina. / FOTOS: ARIZMENDI

La muestra del artista errenteriarra podrá verse en la sala Reina hasta el próximo 9 de marzo

MIKEL PÉREZ

Ibai Maritxalar (Errenteria, 1979) encontró el color, la luz y el amor en México, tras su paso por países como Polonia y ciudades como Londres, donde dedicó buena parte de su tiempo a la escenografía teatral.

Ahora, de vuelta en su Errenteria, ha querido compartir todo ese color, que viene acompañado de un barro que simboliza el vacío que se encuentran muchos creadores en ese determinado momento que el propio Maritxalar define como «el vaivén entre la duda y la euforia». Su manera de compartirlo es mediante la exposición 'Txakurrak euripean', cuya inauguración tuvo lugar el pasado viernes a última hora y en la que el autor estuvo arropado por decenas de familiares, amigos y personas interesadas por su arte.

En ella, Maritxalar se mostró «muy agradecido» por la ayuda recibida por parte del Ayuntamiento y consideró «un gran honor» compartir su obra en la sala Reina, puesto que se trata de unas instalaciones que normalmente no acogen este tipo de iniciativas.

'Txakurrak euripean' se compone de trabajos realizados por el autor «en el último año y medio aproximadamente» y se compone de un gran número de piezas de pintura y cerámica, aunque en esta última faceta el autor se considera un «neófito» por lo que ha querido comenzar «experimentando con máscaras y esmaltes».

Los que son más conocedores de la obra de Maritxalar verán en estas nuevas piezas una evolución, cambiando «los retratos y figuraciones expresionistas» por pinturas mucho más «coloristas y emocionales».

«En este proceso me ha guiado el propio lenguaje de la pintura. Al principio comenzaba con una intención y después, una vez había comenzado a pintar, la obra cobraba vida propia y de mi subconsciente surgían estos paisajes, animales, perros bajo la lluvia...», explicó el autor. Pero como suele ser habitual en el arte, la interpretación depende, en un porcentaje alto de los ojos del que lo ve, como reflejó Maritxalar en sus palabras. «Ahora mismo me han dicho que alguna de las obras se asemeja al fin del mundo, un final optimista y colorido».

Por último, el autor quiso hacer hincapié en «la eterna lucha» de los creadores para elaborar sus obras, puesto que «el 99% de nosotros no podemos vivir de nuestras creaciones, por lo que siempre necesitamos sacar tiempo, energía e ilusión para lograrlo. Yo mismo he tenido mis altibajos, pero en esta última temporada estoy bastante ilusionado y me he reconciliado con la pintura».

Presentación del libro 'Zuloa'

La exposición 'Txakurrak euripean' estará abierta al público de lunes a sábado y de 17.00 a 20.00 horas hasta el próximo 9 de marzo.

Asimismo, el próximo 6 de marzo tendrá lugar la presentación del libro 'Zuloa' con la presencia de su autor, Xabier Gantzarain. Será en el mismo lugar y posteriormente se celebrará una mesa redonda.

'Zuloa', trata de analizar diversas obras de la historia cercana del País Vasco. Su autor lo define como «el juego de analizar lo que queda en las obras de arte y qué es lo que se queda olvidado en el agujero negro».

Tanto las obras de Maritxalar como el libro de Gantzarain están íntimamente relacionadas por lo que han supuesto las unas para la otra, así como para la relación personal de sus propios autores.